Según leemos en PCGamer, Electronic Arts ha estado intentando mejorar la inteligencia artificial de sus bots.
El proyecto, llamado EA SEED, toma las bases del Deepmind AI de Google. Después de una media hora de juego contra jugadores humanos, se dejó a la inteligencia artificial “campando a sus anchas” por seis días. El resultado es interesante, aunque todavía queda trabajo por hacer… en ocasiones avanzan cual escuadrón bien coordinado pero en otros casos se les ve actuando como pollos descabezados.
El director, Magnus Nordin, ofrecía las siguientes declaraciones: “Los agentes no son muy buenos planeando las jugadas. Si ven a un objetivo, como puede ser un enemigo, irán a por él pero… de no ser así, les encontraremos dando vuelvas buscando algo que hacer”.
Nordin cree que, de estar bien desarrollada y entrenada, esta inteligencia artificial podrá acabar derrotando a jugadores profesionales. Ya han echado unas partidas contra jugadores humanos con armas ligeras como pistolas y, aunque los jugadores humanos salieron vencedores sin ningún pronóstico en contra, tampoco es que fuera una masacre.
Aunque ya se han hecho avances en este aspecto, son pocas las ocasiones en las que vemos algo así en un título tan “complejo” como Battlefield 1. El objetivo, obviamente, es el de mejorar el rendimiento de los enemigos no humanos en este tipo de juegos. Todavía queda mucho por hacer, pero los resultados son prometedores.