Estados Unidos ha lanzado un ultimátum desde su FTC (Federal Trade Comission) a Sony, Nintendo y Microsoft en el que se los llama a retirar de sus consolas las famosas pegatinas (Warranty Void if removed) que anulan la garantía en caso de abrirse y las clausulas en sus garantías que la anulan si se produce este hecho. Según la FTC, esta practica es completamente ilegal según sus leyes en Estados Unidos, ya que las famosas pegatinas impiden que los usuarios puedan reparar sus consolas en talleres de terceros en caso de fallos y se niegan a repararlas en sus propios talleres si estás ya han sido abiertas con anterioridad.
Este hecho provocaba que las tiendas dedicadas a la reparación de consolas hayan ido desapareciendo con el tiempo, ya que lo usuarios tenían miedo a perder su garantía en pequeñas reparaciones locales en caso de no querer mandar la consola a los normalmente lentos servicios técnicos oficiales.
La carta enviada por la FTC incluye a otras firmas como ASUS, HTC o Hyundai, y fue enviada el pasado 9 de abril con intención de que las citadas compañías revisen sus garantías en un plazo máximo de 30 días que se cumplen el próximo 9 de mayo de 2018. En caso de no acceder a las demandas de la FTC, la institución avisa de procesos legales contra las compañías en el futuro tras revisar las garantías actuales.