En una reciente entrevista con Electric Playground, David Anfossi jefe en Eidos Montreal ha revelado que la tercera entrega del reboot de Tomb Raider funcionará en Xbox One X a una resolución 4K y 60fps. Un anuncio fuera de lo habitual ya que ambas opciones no suelen ir de la mano precisamente, ya que se suele sacrificar el framerate para obtener los 4K o viceversa en la consola de Microsoft.
Shadow of the Tomb Raider llegaría de está manera a Xbox One X con una calidad inesperada, pero esperaremos hasta ver benchmark de la consola de Microsoft para ver hasta que punto se ha sacrificado resolución con métodos dinámicos para lograr este objetivo de framerate o si en cambio se ha realizado algún sacrificio de calidad gráfica para lograrlo.
Esta tercera entrega del reboot de la franquicia nos mostrará a una Lara Croft terminando de convertirse en Tomb Raider, mostrando su lado más oscuro y letal que hemos podido ver hasta la fecha, llevando a la joven a replantearse sus acciones para conseguir sus objetivos.