El conocido fabricante de soluciones de refrigeración líquida EK Waterblocks, con sede en Eslovenia, ha mostrado una interesante tabla en la que nos habla de los beneficios de refrigerar por agua una tarjeta gráfica AMD Radeon RX Vega 64, de las que obviamente dispone de bloques a la venta para el modelo de referencia.
La tabla se vuelve algo interesante ya que tiene en cuenta datos como el consumo eléctrico final de la tarjeta, además de mostrar obviamente la mejora en temperaturas respecto a la tarjeta original. En cualquier caso, el simple hecho de pasar a una refrigeración por agua supone una bajada de consumo de 15W y una bajada de temperaturas de 39 grados respecto a la solución por aire de referencia, lo cual provoca que las frecuencias Boost aumenten desde los 1360Mhz a los 1440Mhz con un aumento de rendimiento del 9%.
El dato curioso de la tabla es que realizando undervolt a la tarjeta desde sus 1.2V iniciales los números empiezan a mejorar significativamente concluyendo que un undervolt a 1.05V con una configuración de 50% en Power Draw apenas incrementa el consumo 11W respecto al modelo original y las frecuencias suben hasta los 1584Mhz, algo que supone un aumento del 17% en rendimiento y con temperaturas de 35 grados.
 

 
Obviamente EK no habla del circuito utilizado que debe ser bastante bueno para mantener esas temperaturas por debajo de los 40º, pero si sirve de muestra de los beneficios que supone instalar un bloque de refrigeración líquida en una GPU Vega dentro de una líquida personalizada. También hay que tener en cuenta que estos resultados no han tocado la memoria HBM2, por lo que los resultados de rendimiento podrían incluso mejorar o obviamente sin undervolt seria posible alcanzar frecuencias todavía más altas en la GPU.
 

Comentarios