El Banco Central Chino ha prohibido hoy las Initial Coin Offerings (ICO) de criptomonedas, que para los no entendidos, son las campañas al estilo crowfunding de nuevas criptomonedas que salen al mercado para así poder darles un valor inicial gracias a esa inversión. De hecho, una ICO es más una recaudación de capital, que un crowfunding propiamente dicho, por lo que muchos lo acaban considerando un híbrido.
La inversión en este tipo de lanzamientos de nuevas criptomonedas se suele hacer vía el pago con otras criptomonedas populares como el Bitcoin o el Ethereum, por lo que al final acaba siendo un negocio provechoso para todos, con en teoría, un margen de ganancia alto, ya que los fundadores reciben un valor por una moneda virtual que no vale nada en ese momento y los inversores le dan valor a esa moneda con su inversión sabiendo que poco después aumentará su valor cuando empiecen a llegar los mineros.
Como es lógico todo esto lleva a todo tipo de fraudes, estafas piramidales o incluso robos masivos de criptomonedas, que al tratarse de carteras digitales y con una dificultad de seguir el rastro importante debido a su estructura de transacciones se hacen ideales para el punto de mira de muchos ciberdelincuentes. Por lo que el Banco Central Chino ha tomado la decisión de poner fin a esta forma de “crowfunding” o capitalización de criptomonedas fuera del control del gobierno, en teoría, por miedo a los fraudes financieros.
En OCKD ya os hablábamos hace algunas semanas de como una ICO terminaba en un robo masivo a los pagos de todos sus fundadores, fue el caso de Coindash en el que se estima se robaron más de siete millones de dólares en Ethereum. Esta nueva prohibición del BCC ha provocado una perdida masiva de confianza en todas las criptomonedas, por lo que se están registrando caídas bastante grandes en su valor, ya que muchos usuarios han decidido deshacerse de parte o de la totalidad de sus carteras vendiendo ahora que el precio esta relativamente alto en monedas como Bitcoin o Ethereum. O así podemos verlo en el sitio CoinMarketcap, que nos muestra todos los valores actualizados de las principales criptomonedas:
 

 
Como podemos ver, al momento de escribir estas líneas Bitcoin acumula caídas de casi un 9%, mientras que Ethereum ha caído un 17.47% o Litecoin un 18.58%. Desde luego muy malas noticias para los mineros de criptomonedas y sobretodo para los fabricantes de GPU, aunque, no es el fin de las criptomonedas ni muchos menos y estamos seguro de que recuperaran la normalidad en la las próximas semanas. Ya que aunque el gobierno Chino prohíba, nada impide a los chinos en participar en ICO de otros países.