El Gobierno de España ha vuelto a resucitar el impopular canon digital publicándolo en el ultimo BOE tras ser aprobado de nuevo en el consejo de ministros, el nuevo decreto ley quiere compensar a los autores por la copia privada cargando ciertas cantidades a consumibles y dispositivos que según ellos se utilizan para realizar copias de obras con derechos de autor, aunque finalmente lo hagan o no.
Irónicamente, este canon digital fue anteriormente criticado por el gobierno del Partido Popular que ahora lo aprueba. El nuevo texto considera “deudores” de este nuevo canon a todos los fabricantes de dispositivos o consumibles digitales que deberán pagar esta nueva tasa a los “acreedores” que no son otros que las entidades de gestión de derechos de autor, para ellos un negocio multimillonario y muy lucrativo que implica cobrar a los fabricantes varios millones de euros por la posibilidad de que sus dispositivos o consumibles puedan albergar copias de las obras con derechos de autor que ellos gestionan, los fabricantes obviamente cargarán esta tasa a los usuarios por lo que como siempre, seremos quienes salen perdiendo con la medida aunque no hayamos copiado nada.
Además, en esta ocasión el gobierno ha cambiado el nuevo texto para evitar ser declarado abusivo por la Union Europea como en la anterior ocasión, excluyendo a la administración publica y empresas de pagar este canon, por lo que estas podrán recuperar las cantidades pagadas de canon presentando las respectivas facturas a la entidad de cobro de derechos de autor que crearan las entidades de gestión para gestionar el cobro y reembolsos del nuevo canon digital.
Por el momento la lista de cantidades a aplicar del nuevo canon digital queda de la siguiente manera:
 

  • Fotocopiadora multifuncional, 5,25 euros
  • Fotocopiadora monofuncional, 4,25 euros
  • Grabadora CD, 0,33 euros
  • Grabadora DVD, 1,86 euros
  • CD, 0,08 euros
  • CD regrabable, 0,10 euros
  • DVD, 021 euros
  • DVD regrabable, 0,28 euros
  • Memorias USB y tarjetas de memoria externas, 0,24 euros
  • Discos duros multimedia externos, 6,45 euros
  • Discos duros integrados, 5,45 euros
  • Reproductores portátiles y tablets, 3,15 euros
  • Smartphones, 1,10 euros

 
A bote pronto los usuarios de PC sufrimos una subida en las regrabadoras de CD o DVD y en los discos virgenes o regrabables, mientras que el precio de los discos duros internos sube en 5,45€ por unidad (asumimos que se incluyen los SSD) y las tarjetas de memoria o pendrive suben 0,24€. Como es el fabricante quien habrá de repercutir estos precios al usuario final es muy probable que los redondeos acaben suponiendo algo más que las cantidades mencionadas, así que tendremos que prepararnos ante una nueva oleada de subidas de precios en cuanto este nuevo canon digital vuelva a instalarse.
Por el momento nos despedimos con este tweet del abogado David Bravo, que lleva años luchando contra los abusos de las entidades de gestión de derechos de autor: