Muy lejos quedan ya los récord de principios de año cuando Bitcoin o Ethereum alcanzaban sus máximos históricos, ya que desde entonces hemos vivido un “bear market” o lo que es lo mismo un mercado bajista.

Si a principios de año el Bitcoin lograba casi alcanzar los 20.000 dólares de valor, ahora a inicios del mes de septiembre una nueva situación de bajada lo ha llevado hasta poco más de los 6.200 dólares (precio actual).

Mientras que el Ethereum, la moneda favorita de los mineros con GPU ha llegado hasta los 182 dólares, una situación que está levantando dudas sobre cual es la línea en la que la minería de criptomonedas ya no va a seguir siendo rentable.

Lo cierto es que el mercado de las criptomonedas ha sufrido este año muchos y variados varapalos en la confianza de los inversores, ya que una situación de bajada ya es por si mala en un mercado que no veía fin. Pero los continuos hackeos de algunos exchangers, sumado a la desconfianza en las ICO (Initial Coin Offerings) y las malas noticias sobre regulaciones en los diferentes países han hecho que los valores decaigan de forma histórica.

Las principales monedas POW (Proof of Work) también afrontan la salida de los mineros que sostienen las redes blockchain y hacen los cálculos de las transacciones, puesto que una red menos potente implica menor seguridad, menor velocidad y menor descentralización. Tres pilares por cierto de las criptomonedas para diferenciarse del dinero al contado.

Algunos de los análisis de mercado sugieren que las bajadas de precio van a seguir presionando en busca de encontrar un posible fondo, mientras que los más alarmistas hablan de que este podría ser el fin de muchas criptomonedas. En el lado contrario tenemos algunos análisis optimistas, que todavía apuestan porque las criptomonedas levantarán cabeza para superar sus récord en los próximos meses, por lo que recomiendan todavía ser avispados y encontrar el momento clave para re-entrar en el marcado.

Personalmente, no creo que le mercado vaya a desaparecer en el futuro cercano, ya que se han vivido otras ocasiones donde los precios se han regulado a la baja después de picos altos. ¿o acaso ya nadie recuerda cuando el Bitcoin alcanzó los 1.000 dólares por primera vez?

Obviamente desde GamerBits no intentamos recomendar, ni promocionar las criptomonedas, siendo nuestra única intención la de informar sobre la actual situación.. Cada lector debe saber los riesgos que se asumen en un mercado tan volátil como es este.

 

 

Comentarios