Uno de los grandes nuevos elementos en Doom Eternal fue el Marauder (Merodeador), un enemigo implacable que rompía tajantemente con el resto de criaturas de la franquicia vistas a la fecha, pasando de una jugabilidad donde todo puede eliminarse con la suficiente cantidad de disparos a un enemigo que exige algo más de estrategia para ser vencido. Su presentación en el juego fue espectacular plantando cara al Slayer y el DLC añadió la posibilidad de enfrentarse a dos de ellos a la vez, pero no todo el mundo está contento con el enemigo y de hecho, ha cosechado fans y criticas por igual desde que el juego fue lanzado.

El medio PCGamer se hacía eco ayer de varias de las criticas recibidas al demoniaco enemigo que señalan al Marauder como el gran fallo de Doom Eternal, otros hablan de que es objetivamente terrible y es que dentro de que te guste o no, lo cierto es que el Marauder cambia el ritmo de juego en Doom a otra cosa a la que no se está acostumbrado en la franquicia y es normal temer estos cambios de cara al futuro cuando id Software tiene tanta devoción por el Marauder que prácticamente a cada comentario del juego se habla de el y si habrá más. Este es el primer tráiler del juego donde aparecía (solo puede verse en Youtube por la restricción de edad).

Hugo Martin, director de Doom Eternal, no está de acuerdo con las criticas y ha defendido al Marauder sentenciando que “actualmente cristaliza todo acerca del juego”, una referencia a como poner la guinda en el pastel a algo que ya era excelente. Martin comenta al medio que la idea del Marauder es enseñar a los jugadores, ya que el enemigo puede dispararse con una sola arma una vez, pero si cambiamos rápido de armas podemos incluso dañarlo una segunda vez, una tercera o incluso hacerlo caer mientras está en la fase aturdida.

El director sigue explicando que el Marauder fue diseñado para ganarse el respeto como enemigo de los jugadores, consiguiendo que estos se diviertan todavía más con Doom Eternal, ya que el juego va sobre priorizar enemigos para limpiar zonas. Es ahí donde el Marauder para Martin juega un papel fundamental, ya que supone un reto para los jugadores que tienen que elegir si afrontarlo antes por ser una gran amenaza o dejarlo para el final cuando el terreno esté despejado para luchar cómodamente.

Finalmente Martin explica que esta dificultad añadida no ha afectado a la tasa de completado del juego, ya que Doom Eternal ha conseguido cifras mucho más altas que Doom (2016), por lo que parece que el enfoque de Hugo Martin está funcionando perfectamente en cuanto al Marauder y las decisiones tomadas.

Hoy se estrena la segunda parte del DLC The Ancient Gods, que pone fin a esta expansión de la historia de Doom Eternal en dos partes y que nos propone además de luchar contra varios Marauder a la vez, el combate final contra el Dark Lord.

Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios