La versión Xbox One X de Playerunknown’s Battlegrounds se prepara en las próximas horas para recibir un intenso downgrade en busca de mejorar un rendimiento que ahora mismo se ve afectado en las zonas de más carga gráfica, produciendo así molestas caídas de framerates para la que dice ser la consola más potente del mercado.

Para evitar esto, desde Bluehole se van a tomar una serie de medidas que constan de rebajar algunas opciones gráficas, las cuales os detallamos a continuación:

  • Reducción de sombras dinámicas y estáticas
  • Motion Blur desactivado
  • SSAO reducido
  • Depth of Field apagado
  • Lens Flare desactivado
  • Rebajado la calidad del efecto de adaptación de ojos (cuando salimos de una zona brillante para entrar en una zona oscura)
  • Screen Space Reflection desactivado (Ventanas y etc..)
  • Refracción desactivada (más reflejos)
  • Subsurface Scattering desactivado (luz en el interior de objetos para hacerlos más realistas
  • Particle Light desactivado (Efectos de explosiones, las luces que provienen de las partículas creadas)
  • Reducido el numero de partículas (En las explosiones, se reduce el numero de pequeñas partículas)

Con estos cambios la versión Xbox One X volverá a apuntar hacia los 4K y los 60fps en su modo 1080p, aunque tendremos que esperar a el lanzamiento hoy del nuevo parche para comprobarlo.

Decir también que aunque la lista parece larga y llamativa en efectos perdidos, la caída de calidad visual no es tan grave como parece en un principio.

Comentarios