La polémica de esta semana y creo yo que de finales de año 2018 solo superada por Sony y su crossplay entre plataformas va a ser la denuncia de Andrezj Sapkowski a CD Projekt RED reclamando una indemnización por las ventas de The Witcher.

Para ponernos en situación, Andrezj Sapkowski es el escritor nacido en Polonia que dio vida a las aventuras del brujo Geralt de Rivia o como básicamente conocéis todo el mundo, The Witcher. Sapkowski llego a ser el escritor más popular de Polonia gracias a las historias del brujo Geralt, llegando a lanzarse una película y una serie de televisión sin demasiado éxito.

A mediados de los 2000 un pequeño estudio de desarrollo también basado en Polonia se acerca a Sapkowsi en busca de un acuerdo por los derechos de sus libros para crear videojuegos. Sapkowski que no cree en la industria del videojuego y de hecho, ha declarado en varias ocasiones que odia los videojuegos, rechaza el acuerdo de CD Projekt Red que incluye unas ganancias por un porcentaje de los beneficios de las ventas, y en su defecto el y sus abogados presentan una contraoferta por según el “una gran bolsa de dinero” en la que exigen un pago único de unos 9.500 dólares.

CD Projekt RED acepta el acuerdo de Sapkowski y en 2007 se lanza el primer juego basado en The Witcher, que entre su versión original y la “Enhanced” habría conseguido vender más de 2 millones de copias solo en PC, ya que el juego se lanzo en consola. No en vano The Witcher se convierte en el mejor RPG de 2007, y es recibido muy positivamente por la critica y los jugadores.

Si tenemos en cuenta que Sapkowski reclama ahora el 6% de las ventas de la saga, hagamos un pequeño calculo con una base de dos millones de copias vendidas a una media de unos 30€ (ya que el precio varía con el tiempo) para ver hasta que punto se equivoco:

2.000.000 x 30€ = 60.000.000€ / 100 * 6 = 3.600.000€

No salen algo más de 3 millones de euros que Sapkowski dejó escapar solo en la primera entrega, por supuesto mis números no son exactos y se basan en ciertas suposiciones de un hipotético acuerdo y un precio de venta medio totalmente inventado, ya que muchas copias se vendieron a su precio completo, los precios cambian según la región y muchas otras se vendieron a precios más bajos. Creo que 30€ es una media más o menos acertada.

En 2011 CD Projekt RED lanza The Witcher 2: Assassin’s of Kings, con un presupuesto mucho mayor que en la primera entrega. El juego es muy bien recibido por la critica con generalmente mejores puntuaciones que la primera entrega y es muy alabado por su tremendo trabajo gráfico.

La segunda entrega consigue vender algo más de 6 millones de copias, por lo que volvemos a la calculadora:

6.000.000 x 30€ = 180.000.000 / 100 * 6 = 10.800.000€

En está segunda entrega son más de 10 millones de euros los que Sapkowski dejo de ingresar por el acuerdo de derechos que firmó.

Llega 2015 y se estrena la tercera entrega de la saga The Witcher 3: Wild Hunt y sus expansiones posteriores, no hace falta que diga que la tercera entrega es el juego más popular de la franquicia y el que más ha vendido, con criticas de la prensa excelentes y creando a una legión de fans del brujo Geralt.

The Witcher 3: Wild Hunt consigue vender más de 25 millones de copias en todo el mundo y según los datos de la propia CD Projekt RED se han conseguido 1.400 millones de dólares de beneficio entre el juego y sus expansiones. Se que está va a doler, pero saquemos de nuevo la calculadora:

1.400.000.000 / 100 * 6 = 84.000.000$

Como veréis, salen unos 84 millones de dólares que vendrán a ser poco menos de 80 millones de euros que Sapkowski no ha percibido de la tercera entrega, lo cual nos suma un total de unos 94 millones de € que el escritor podría haber generado con un acuerdo basado en las ventas del juego.

Si leemos la traducción de la demanda presentada a CD Projekt RED por los abogados de Sapkowski, vemos que se basa en dos frentes. El primero, habla de que hay una ley polaca que defiende a los autores en la venta de los derechos y que hace que se pueda revisar un acuerdo cuando las cifras de beneficios son mucho mayores al acuerdo que se firmo, lo cual casa bastante con el caso de Sapkowski, ya que apenas 9000€ que percibió por los derechos de su saga, distan mucho de nuestros cálculos o de los beneficios totales de la franquicia.

El segundo frente de la demanda habla que Sapkowski firmó solamente para ceder los derechos para la creación de un videojuego, lo cual dejaría fuera a la segunda y la tercera entrega de la saga y a los spin-off o expansiones.

Seguramente ambas os habrán hecho levantar una ceja y un sonoro “WTF?”, y no me extraña puesto que en las redes se ha abierto bastante debate sobre el tema entre quienes piensan que se debería compensar mejor al creador de la saga y quienes creen que Sapkowski debería asumir el error que cometió en busca de dinero fácil y rápido.

Lo cierto es que la demanda busca un acuerdo extrajudicial en el que CD Projekt RED debería pagarle a Sapkowski unos 14 millones de € en concepto de indemnización, una cifra mucho menor a la que nosotros hemos calculado con anterioridad. Y la demanda de pago habla de en caso de no aceptar el acuerdo, la mala imagen generada para CD Projekt RED les haría perder mucho más tanto en ventas como en el precio de sus acciones. Chantaje de abogados de manual.

Lo cierto es que la mala imagen se la está llevando por el momento mayormente Sapkowski, con muchos dedos señalando a que sus novelas se han popularizado debido al éxito de los videojuegos y se ha generado un volumen de ventas que no podría haber alcanzado por si mismo.

Sapkowski además ha firmado un reciente acuerdo con Netflix para producir una serie basada en The Witcher, que algunos señalan que puede ser la fuente de la demanda, debido a que el escritor está vez si ha aprendido la lección al firmar el nuevo acuerdo. Por lo que los mismos abogados y/o asesores del escritor habrían optado por revisar el acuerdo polémico referente a los videojuegos y han lanzado está amenaza de batalla legal.

El propio Sapkowski ha declarado en multitud de ocasiones que se arrepiente del acuerdo firmado con CD Projekt RED y que odia a los videojuegos basados en su obra, algo que mayormente viene fundado debido a que cada vez que el escritor da una rueda de prensa o firma de libros, hay mucho más interés por los juegos que por sus novelas. Por lo que es entendible que hasta cierto punto ha habido un ensañamiento indirecto en su error, no hablemos ya de que su acuerdo fue una de las historias más contadas en los últimos años y se cuenta de alguna manera entre “las peores decisiones de la historia” junto a las de aquellos que vendieron las acciones de lo que serían después grandes compañías.

Volviendo a la demanda de pago, si nos ceñimos a lo que podría dar de si la ley polaca, es cierto que en un tribunal se va a demostrar que Sapkowski ha percibido una cantidad ridícula por los derechos de The Witcher y tiene con que luchar. Pero por otro lado, el ha admitido en multitud de ocasiones que fue el mismo quien exigió a CD Projekt RED ese acuerdo de pago único, por lo que una batalla judicial no está asegurada precisamente. Todo ello además teniendo en cuenta que se firmó el contrato con abogados y ambas partes sabían perfectamente lo que firmaban.

Por otro lado, tenemos el punto de que según Sapkowski se firmó solo para producir un único juego. Algo que no sabemos si es verdad debido a que no conocemos el contenido del acuerdo original y no sabremos hasta que comience un hipotético juicio.

Ciertamente este último punto da mucho que pensar, ya que la segunda parte del juego fue lanzada en 2011 y Sapkowski no reclamó nada en su momento ni en años posteriores, pareciendo que ha sido ahora, cuando su historia se ha vuelto a volver mediática cuando se ha decidido jugar la carta de no me han dado lo que me pertenece y creo que tengo derecho a más.

Ahora ya pasando completamente a mi humilde opinión, creo que Sapkowski ciertamente se merecería haber percibido algo más por los derechos de su obra si nos ceñimos al argumento de que obviamente es el creador de los personajes y la historia de The Witcher. Ya que apenas 9000€ es una cantidad ridícula por todo lo que ha generado, por lo que creo que CD Projekt RED debería de ofrecer algún tipo de compensación.

Por otro lado, hay que reconocer que Sapkowski exigió las condiciones de su contrato por los derechos de The Witcher para crear juegos y se equivocó de largo. Por lo que no me extraña que a mi o a muchos les parezca injusto que Sapkowski ahora reclame mayores cantidades por una apuesta que le salio mal. De hecho, hasta cierto punto para mi es como si aquella persona que vendió 10.000 Bitcoin por un par de pizzas en 2010, denunciara ahora al pizzero por haber generado mucho más de lo que fue su acuerdo inicial basándose en el precio actual del Bitcoin y le exigiera ahora unas cantidades de pizzas o de dinero superiores.

Desde mi punto de vista, creo que todo este lío solo va a provocar dos cosas, la primera de ellas es que la imagen de Sapkowski como persona que ya no era demasiado buena, empeore mucho más. Y la segunda consecuencia que más tememos todos, es que CD Projekt RED decida no hacer nunca una cuarta entrega de The Witcher y se ve envuelta en una batalla judicial larga o costosa.

Aunque yo creo que viendo las cantidades que demanda el escritor, seguramente se negociará un acuerdo y no se volverá a hablar mucho más de la historia. Pero por el momento la posición de CD Projekt RED de cara al publico es la de respetar el contrato original, lo cual implica 0€ para Sapkowski.

 

 

 

Comentarios