El próximo Intel de 8ª Generación, de arquitectura “Coffee Lake” y producido en el último nodo de 14nm del fabricante, ha hecho acto de prensencia en la base de datos del conocido benchmark Geekbench. Concretamente lo ha hecho el hermano mayor de la familia, conocido como Intel Core i7-8700K de 6 núcleos y 12 hilos, junto con una placa base Z370 con código de producto 121-KS-E375, y por lo tanto sin especificar claramente.
Las prueba ha sido realizada con el procesador completamente de Stock, y ha sido capaz de puntuar 5773 puntos en la prueba mono-núcleo y 24260 en la multi-núcleo. Si tenemos en cuenta que un Ryzen 1800X es capaz de puntuar 4500 puntos y 25000 en la prueba multinúcleo, estaríamos hablando que el nuevo procesador de Intel es bastante más rápido que la solución de AMD en IPC, lo cual consigue acercar mucho también a la solución de Intel en multi-núcleo teniendo en cuenta que cuenta con 2 cores y 2 hilos menos que el AMD Ryzen 1800X.
 

 
A todo esto habría que sumarle el posible overclock de estas unidades, lo cual pondría a AMD en una situación bastante complicada en el entorno Desktop, donde el IPC suele ser el principal motivo de compra y donde el multi-hilo también acompaña. Habrá que esperar resultados al máximo overclock para ver hasta donde puede quedar estas diferencias.