Bethesda sigue dando tumbos desde en lanzamiento de Fallout 76 y al parecer quiere minimizar los riesgos con los nuevos lanzamientos, puesto que ha anunciado que su juego para dispositivos iOS y Android free-to-play The Elder Scrolls: Blades se retrasa hasta 2019.

El juego que se presentó con gran bombo durante el E3 2018 tenia previsto su lanzamiento este mismo año, como un apuesta para lanzar un juego basado en The Elder Scrolls para móviles con el habitual sistema freemium de micropagos. En el, tomamos los mandos de un Blade, que emprende una aventura después de descubrir que su casa ha sido destruida.