Los precios de la DRAM sobretodo de la memoria DDR4 se están manteniendo altos durante este 2017, hasta el punto que hace un año podíamos comprar la misma cantidad de memoria por la mitad de precio y este año las tendencias solo apuntan a que el precio de la memoria solo va a seguir escalando debido a que la demanda solo ha hecho que subir durante los últimos meses, mientras que los fabricantes de DRAM no son capaces de abastecer al mercado debido a que las nuevas fabricas se esperan para 2018 o incluso algunos fabricantes de DRAM se han pasado al de NAND debido a que también es un mercado muy escaso con mucho crecimiento.
En el mercado de la DRAM es fácil señalar a los culpables, en primer lugar sabemos del incremento del interés por los PC y la locura existente ahora mismo en adquirir tarjetas gráficas para minar cryptomoneda, lo que hace que en la practica las ventas de GPU se hayan multiplicado. Si a esto añadimos que tanto las nuevas GPU están usando ya de media entre 4 y 8GB de memoria, y que por otro lado los móviles ya se mueven en el entorno de 3 a 6GB de memoria, normalmente requiriendo un die por cada GB de memoria instalado, vemos claramente que la razón es que la demanda de die de DRAM se ha multiplicado en los últimos dos años de forma alarmante y las nuevas tecnologías como la memoria apilada están todavia muy verdes y no son capaces de ofrecer un stock de forma estable.
En cuanto al mercado de la NAND simplemente se debe a la altísima demanda de este tipo de memoria, que hoy en día puebla cualquier tipo de dispositivo móvil y los cada vez más populares SSD, lo que ha provocado que la bajada de precios prevista no haya sido tal, aun con nuevas tecnologías como la 3D NAND que en teoría deberían haber mejorado la producción y por tanto los precios.
De hecho, se habla de que algunos fabricantes habrían optado por acuerdos de compra de seis meses en vez de los habituales de trimestrales o mensuales para la compra de DRAM y NAND aun aceptando precios más altos en tal de retener suficiente stock de ambos tipos de memoria para sus productos.
El futuro de la memoria pasa por el 2018, cuando Samsung y SK Hynix tendrán listas sus nuevas fabricas que en la practica deberían servir para aumentar el stock de DRAM y NAND en el mercado provocando que los precios al menos detengan su crecimiento durante 2018. Si, habéis leído bien, el precio en 2018 probablemente dejará de subir, pero no hay a la vista todavia indicativos de que los precios vayan a bajar ni siquiera a largo plazo debido a que la demanda simplemente no deja de crecer.
Desde luego, malas noticias para aquellos que quieran montar un equipo, esta situación encarece la memoria RAM, GPU y SSD que decidamos instalar en el equipo. Por si fuera poco en 2017 esperábamos SSD de 512GB o 1TB mucho más accesibles en precio y como el mercado de los SSD poco a poco debería alcanzar a los discos mecánicos convencionales en cuanto a capacidades, los cuales han sabido renovarse superando ya la capacidad de 10TB gracias a la tecnología de Helio, por lo que ese resultado ahora se ve más lejos que nunca.

Comentarios