Nintendo presentó por sorpresa la nueva Nintendo Switch OLED, dejando a la mayoría de rumores sobre una consola 4K con DLSS y más potente como falsos, ya que la propia Nintendo ha confirmado ya que la consola no tendrá mejoras de CPU o RAM y se basará en el mismo SOC Tegra que los modelos actualizados en 2019.

Con un precio de 349,99 euros ya confirmado para España, la nueva consola ofrece un panel de 7 pulgadas OLED que completa mucho mejor el espacio disponible en el frontal de la consola. La nueva pantalla no solo es más grande, sino que también ofrecerá mejor calidad de imagen a resolución 720p con colores más vivos y negros más fieles. Nintendo remata la jugada de su nuevo modelo con 64 GB de almacenamiento interno y un sonido optimizado, pero también actualiza el dock, por un modelo más moderno y estilizado.

El nuevo dock de Nintendo Switch OLED se venderá con la consola o por separado, pero además de un rediseño que incluye un logo iluminado en la parte frontal y una parte trasera rediseñada para albergar mejor los cables, tenemos la presencia de un nuevo puerto Ethernet, lo que permite conectar directamente a la consola a la LAN domestica, aunque no se ha confirmado si será un puerto Gigabit (1000Mbps) o 100Mbps.

Nintendo comercializará el nuevo dock por separado exclusivamente a través de su web, a partir del 8 de octubre cuando se lance Nintendo Switch OLED, pero ya advierten que el dock llegará sin caja, sin cable HDMI y sin adaptador de corriente, ya que se pretende que sea un sustituto directo del dock actual o un reemplazo. Como los cables HDMI se pueden adquirir en cualquier sitio y el adaptador de corriente se vende por separado desde el lanzamiento de la consola, esto no parece ser un problema precisamente.

Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios