El presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, ha echado un jarro de agua fría a los sueños de esports durante las olimpiadas en el futuro. Puesto que el presidente del COI cree que los esports no tienen lugar en las olimpiadas puesto que los juegos asesinos promueven la violencia.

“No podemos tener en el programa olímpico un juego que promueva la violencia o la discriminación. Los llamados juegos asesinos. Ellos, desde nuestro punto de vista, son contradictorios con los valores olímpicos y, por lo tanto, no pueden ser aceptados.

Por supuesto, cada deporte de combate tiene su origen en una lucha real entre las personas. Pero el deporte es la expresión civilizada sobre esto. Si tienes egames donde se trata de matar a alguien, esto no se puede alinear con nuestros valores olímpicos.”

Bach se refiere a títulos en los que los jugadores tienen que “matar” a los personajes virtuales de los otros competidores, lo cual el mismo califica de “juegos asesinos”. Estos juegos engloban la mayoría de shooters como podrían ser Fortnite, Quake o PUBG, aunque tampoco pueden descartarse títulos MOBA como DOTA o League of Legends, debido a las necesidades de acabar con los personajes ajenos para ganar la partida.

El presidente del COI ciertamente no falla en su descripción, puesto que los juegos mencionados es cierto que premian la habilidad de sus jugadores, pero esa habilidad va ligada estrechamente a la habilidad como asesino en el título de otros jugadores. Por lo que de alguna manera se entiende que el COI dude acerca de que estos juegos puedan ligarse a los valores del deporte que quiere transmitir una competición olímpica.

Esto sin embargo no cierra la puerta a los esports totalmente, puesto que títulos como FIFA, Madden, NBA, Rocket League u otros títulos que no contengan necesariamente muertes de los personajes si podrían calificar para entrar en estas competiciones en formato olímpico.

Por ahora los planes del COI pasan por explorar la posibilidad de introducir los esports en los juegos de verano que se celebran en Francia en 2024. Aunque desde el COI todavía están estudiando hasta que punto los esports podrían tener un lugar durante los eventos olímpicos.

Desde luego, creo que el COI sabe que el éxito de los eventos de esports esta cada vez en auge y adelantarse a otros formatos creando deportistas olímpicos que representen a sus respectivos países podría ser un espectáculo muy interesante y lucrativo.

Por otro lado, estas declaraciones llegan después de la tragedia durante un torneo de Madden en Estados Unidos. Donde un jugador que había perdido en las rondas iniciales decidió tirotear a los participantes y quitarse la vida poco después, despertando de nuevo a quienes quieren hacer ver los jóvenes se ven abocados a la violencia por culpa de los videojuegos.

Un suceso que puede haber pesado mucho en las palabras del presidente del COI, ya que los esports también cuentan con multitud de detractores que consideran que los videojuegos no deberían considerarse un deporte olímpico, ni a sus jugadores deportistas.

Comentarios