Según leemos en IGN, el próximo Assassin’s Creed podría estar ambientado en la antigua Grecia.
Liam Robertson es un insider, un informador con bastante éxito en sus vaticinios y, según se puede leer en su post al respecto en Comicbook, todo apunta a que la próxima entrega del juego ambientada en el país europeo podría ver la luz el 2019. Una de las pistas más curiosas sería un tuit que uno de los directores de arte de la saga publicó en agosto de 2017.
De confirmarse, todavía tardaríamos un poco en saber al respecto, ya que Ubisoft está actualmente centrada en el actual Origins, con todavía contenido extra por venir.
 

Comentarios