La Comisión de Juego Belga llegaba a la conclusión hace poco de que las Loot Boxes o cajas de botín representaban una forma de juego encubierto en los títulos como FIFA, Overwatch o Counter Strike: Global Offensive que las usan para que los jugadores obtengan objetos de forma aleatoria.

Esta comisión estableció para los posibles infractores de esta normativa a los cuales se les dio 8 semanas de plazo para cumplir la nueva ley, multas económicas e incluso la posibilidad de penas de cárcel para los responsables.

Mientras que el resto de editores ya habrían cumplido con las exigencias del gobierno de Bélgica, Electronic Arts parece que no está dispuesta a abandonar esta fuente de ingresos ni siquiera en el país, ya que el gobierno de Bélgica ha anunciado hoy que ha advertido ya a Electronic Arts de forma oficial y que una investigación criminal ya está en curso por la fiscalia de dicho país.

Al parecer, la estrategia de Electronic Arts es la de luchar en los juzgados para resolver que su sistema de Loot Boxes no tiene nada que ver con los juegos de azar. De hecho, la compañía ha llegado a señalar a vendedores de colecciones de cromos como Panini por usar métodos similares en sus sobres aleatorios.

Comentarios