Durante el reporte trimestral de resultados financieros de Electronic Arts, su CEO Andrew Wilson ha comentado acerca del futuro de la compañía en cuanto a juego cruzado entre plataformas:

“En términos de juego multiplataforma, nuevamente estamos viendo lo mismo. Y recuerde, tenemos una visión en un horizonte temporal de 3 a 5 años donde una gran parte de la experiencia del juego existirá en la nube y se transmitirá a cada dispositivo que tenga. Y la experiencia de juego que tenga no se medirá con la CPU local o la GPU, sino que se medirá por el tamaño de pantalla y el tiempo de sesión que tenga, y generará una enorme liquidez en el mercado, en una base de jugadores. Y creo que debemos ofrecer diferentes tipos de experiencias como resultado de una oferta de juegos en la nube.

A corto plazo, también debe apreciar que estamos buscando franquicias clave en términos de cómo podemos entregar jugadores multiplataforma de manera similar a la que tiene Fortnite, especialmente algunos de los títulos tienen una amplia y diversa base de jugadores. Los hogares generalmente tienen una consola, por lo que la capacidad de llevar la PC a la consola y la consola al móvil en esa experiencia de juego puede unir a las familias, unir a los amigos. Y creemos que es una parte importante de nuestro perfil de desarrollo futuro, tanto en términos de juegos móviles que hoy en día nos movemos hacia la consola y PC, y que los juegos de consola y PC se pueden reproducir en dispositivos móviles. Por lo tanto, espero más de nosotros en ese frente en el futuro.”

En resumen, desde Electronic Arts creen que la estrategia a corto plazo es ofrecer el juego cruzado entre plataformas al estilo de Fortnite. Mientras que a largo plazo la compañía apuesta por los juegos como servicio con una plataforma de juego en la nube que no dependa del hardware instalado, si no de la pantalla o del tiempo de sesión.

Es fácil entender que EA ve un futuro desligado en los próximos 3 a 5 años desligado de las consolas tradicionales y apuesta por servicios de suscripción en la nube que permitan a los usuarios jugar en streaming a sus títulos desde cualquier plataforma. Un objetivo noble pero que como siempre va ligado a una mayor monetización de los títulos, pasando de un precio fijo a una suscripción de tipo mensual, en plataformas online que seguramente serán cerradas a los títulos de la compañía.