Según informa el medio Motherboard, Electronic Arts ha sido hackeada recientemente con un robo de más de 780 GB de datos que incluiría el código fuente completo de FIFA 21 y el del motor gráfico Frostbite, la solución utilizada prácticamente por la mayoría de juegos del editor.

Electronic Arts ya ha confirmado que el robo es real y que se encuentra en proceso de investigación del incidente, negando ya de paso un elemento importante, que los datos de los usuarios no se han visto vulnerados, por lo que no hay en principio riesgo con los datos personales asociados a cuentas de Electronic Arts.

Un portavoz de Electronic Arts comentaba esto al medio Vice:

Estamos investigando la intrusión en nuestra red de la que robaron una cantidad limitada de código fuente de juegos y herramientas. No accedieron a los datos de los jugadores y no tenemos motivos para creer que existe riesgo para su privacidad. Después del incidente aplicamos mejoras de seguridad y no esperamos que haya un impacto en nuestros juegos o negocios. Estamos trabajando de forma activa con las autoridades y otros expertos como parte de la investigación criminal en curso.”

Electronic Arts dice no esperar problemas con sus juegos debido a la filtración de datos, ni para su modelo de negocio, ya que se especula que este hackeo podría exponer las políticas de monetización de los juegos de EA a nivel funcional, ya que entre el material filtrado hay software de desarrollo e incluso el código fuente del sistema de emparejamientos de FIFA 21, que también podría filtrarse o analizarse por terceros.

Por ahora los hackers no han pedido ningún rescate por el robo de datos, el cual no se ha producido por un ataque de ransomware como suele ser lo habitual, sino por un ataque directo a la red interna de Electronic Arts.

Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios