Epic Games sigue luchando por competir con Steam allí donde más le duele y el último de sus movimientos ha sido copiar la política de reembolsos de Steam que permite a los jugadores devolver un juego en un plazo de 14 días si no se ha jugado más de dos horas.

Esta política lleva vigente en Steam desde junio de 2015 y daba respuesta a muchos escenarios de juegos que no funcionaban adecuadamente en su lanzamiento o títulos que se estrenaban en la tienda digital de calidad mediocre. Por lo que los jugadores podían usar este método para devolver un juego digital comprado, siempre y cuando no abusaran de este sistema como plataforma de testeo.

Epic Games Store también aprovecha la ocasión para mejorar sus sistema de reservas, ya que los compradores tendrán la posibilidad de cancelar la reserva en cualquier momento antes del lanzamiento. Epic también habla de casos en que se podrá utilizar la política de reembolsos para favorecerse de ofertas que aparecen poco después de un lanzamiento, aunque estarán limitadas a la política de 14 días y un máximo de 2 horas de juego.

Con estos cambios Epic Games espera convencer también a los jugadores, ya que por ahora los desarrolladores se han mostrado muy convencidos por el nuevo sistema de comisiones muy inferior al de Steam.

Comentarios