Mientras pasaba mi prolongada ausencia no he podido evitar leer mucho sobre la incendiaria polémica acerca de la batalla entre Steam y la Epic Games Store. Una polémica que comenzó con el nacimiento de la Epic Games Store por parte de Epic Games, la cual destaca por un atractivo sistema de royalties para los desarrolladores mucho más bajos que la plataforma de Valve y un ataque claro con exclusividades temporales que no estarán presentes para los jugadores de Steam.

Obviamente el hecho de que algunos usuarios de Steam se hayan visto sin algunos juegos esperados ya ha sido causa de un gran enfado en parte de la comunidad de jugadores, ya que se han sentido de alguna manera traicionados por unos desarrolladores a los que no les ha temblado el pulso en devolver el dinero, cancelar reservas y forzar a esos jugadores a comprar su juego en otra plataforma si es que todavía desean jugarlo.

Este sería por ejemplo el caso de Satisfactory, un juego que apunta a convertirse la versión 3D del popular Factorio, un juego de construcción y gestión de recursos que nos invita a construir una gran fabrica en un planeta desconocido. Satisfactory fue uno de los primeros juegos en dar el salto a la plataforma de Epic y el primero el comerse la primera hornada de criticas por dar este salto.

A Satisfactory le han seguido otros juegos como Metro Exodus o el más reciente Borderlands 3, los cuales han incendiado todavía más si cabe la situación al tratarse de secuelas de franquicias que en el caso de PC, casi todo el mundo tiene ya en sus bibliotecas de Steam. Si bien algunos dicen que se está haciendo “demasiado drama” con estas exclusividades temporales, lo cierto es que también doy pie al punto de vista a quienes critican esta decisión, puesto que ambos juegos de alguna manera fuerzan a los jugadores a adquirir las nuevas entregas en una plataforma diferente, haciendo que la biblioteca de juegos quede dispersa entre las dos plataformas.

Si bien la solución por ahora parece estar en esperar simplemente a que las exclusividades temporales terminen y que cada jugador pueda elegir en que plataforma comprará el juego que deseé, tampoco puedo aceptar el argumento de que la nueva Epic Games Store es un agente de “desmonopolización para PC”. Ya que en primer lugar, si bien Steam es la plataforma más popular de juegos digitales, no es cierto que sea la única ni disponga de un monopolio absoluto de los juegos de PC, ya que años han pasado desde que Ubisoft con Uplay o Electronic Arts con Origin llevan haciendo una competencia con sus propios catálogos de juegos y ofertas.

Desde mi punto de vista Epic Games Store no representa ni un problema para PC, pero tampoco una actuación de desmonopolización, ya que PC como plataforma ya se encontraba nutrida de plataformas de juegos digitales con muchos de los grandes desarrolladores con su propia plataforma, alternativas sin DRM como GOG o incluso la Microsoft Store con su particular de estrategia de títulos que funcionan en PC y Xbox One.

Aunque Epic Games Store si representa el tirón de orejas que quizás si necesitaba no ya Steam, si no la propia Valve, ya que su modelo de negocio en los últimos años mayormente se ha centrado en una entrada masiva de juegos Indie y en el apoyo a su catalogo de juegos online como pueden ser CS:GO y DOTA II. Fuera de ahí, Valve ya no es el desarrollador que conocimos y cualquier esperanza un lanzamiento de Half-Life 3 es bastante escasa en pleno 2019.

Epic Games Store le ha dado donde más le duele a Steam, ya que la perdida de juegos importantes debido a que los mayores desarrolladores ya tienen sus propias plataformas de juegos digitales, sumado a una competencia que ahora paga por exclusividades y ofrece beneficios mayores a los mismos es una amenaza difícil de controlar. Valve por ahora no mueve ficha como respuesta y apenas se digno a ofrecer un nuevo sistema de pagos a los juegos más exitosos dependiendo de su numero de ventas, unos porcentajes de ganancias que todavía están muy lejos de lo que ofrece Epic Games Store, pero algo es algo.

Pero Steam retiene por ahora la mayoría de la confianza de los jugadores de PC, ya que las características añadidas que Steam tiene sobre Epic Games Store por ahora son motivo suficiente para que una plataforma que fue muy criticada en su nacimiento, ahora sea tan querida que en muchos casos ya se la defiende a capa y a espada. Una de esas características es la de las opiniones de la plataforma, algo que los jugadores mayormente agradecen a la hora de comprar juegos desconocidos, pero que estaba en el ojo del huracán en cuanto a los desarrolladores por el uso poco honesto que se hace de ella en ocasiones con el Review Bombing.

Lo cierto es que Epic Games Store ahora mismo ofrece más ventajas a los desarrolladores que a los propios jugadores, ya que el evitar políticas como la publicación de opiniones, una menor competencia en cuanto a catalogo de juegos disponibles, el veto a la entrada masiva de Indies y una política de reembolsos mucho más restrictiva hace que la nueva plataforma sea junto con los mayores beneficios un sueño para los accionistas de las respectivas compañías.

Y este es precisamente el problema, Epic Games Store ahora mismo mira más por los beneficios de los desarrolladores que por aportar algo a los jugadores de PC, ya que ahora mismo podríamos decir que a parte de una nueva plataforma no se ha aportado nada nuevo ni positivo a la comunidad. De hecho, ha traído a PC el desagradable viejo conocido de las consolas, las exclusividades de plataforma, lo cual como reza el título de este humilde articulo de opinión, supone monopolizar el monopolio de otro y no, desmonopolizar a Steam de PC, ya que actualmente Steam no monopoliza a los jugadores de PC a pesar de ser la plataforma dominante.

Por si fuera poco para acabar de rematar la situación, los propios desarrolladores en vez de ponerse de lado de sus propios jugadores que al final son los compradores de los juegos, se han puesto a atacarlos directamente y llegando como en el caso de 4A Games a amenazar de priorizar los lanzamiento en consola a los de PC. Algo que sería impensable años atrás siendo Metro una de las franquicias más exitosas en PC.

Un servidor aquí tiene juegos en todas las plataformas digitales de juegos que existen en la actualidad y ya ha vivido como algunas franquicias como la de Assassin’s Creed o Dead Space han quedado dispersas entre Steam y las respectivas plataformas digitales de Ubisoft y EA. Reconozco que no es lo ideal y que preferiría tenerlo todo en una sola biblioteca o como mucho en un par de ellas, pero mi mayor preocupación sigue estando en, ¿Que ocurrirá cuando alguna de estas plataformas baje la persiana?, muy probablemente muchos veremos como bibliotecas de decenas o centenares de juegos digitales nos desaparecen para siempre.