Esta mañana nos hemos enterado por la editorial Hakusensha que el mangaka creador de Berserk, Kentaro Miura, ha falleció el 6 de mayo de 2021 a la edad de 54 años por un problema en el corazón, una noticia que ha afectado mucho a los fans del anime y el manga, ya que no solamente se trata de una perdida personal importante, sino también que nos ha dejado uno de los talentos más grandes de la industria.

La obra de Miura puede que no sea de las más populares, pero si destaca su longevidad en activo desde que comenzará su andadura en la revista Animal House en 1989 (Young Animal desde 1992) hasta 2021, lo que ha llevado a Berserk a considerarse uno de los mejores mangas Seinen de la historia, no en vano, muchas otras series manga y anime e incluso videojuegos como la saga Dark Souls beben fuertemente de su mundo fantástico oscuro.

La vida del mangaka ha estado rodeada sin embargo de varias polémicas en torno al ritmo de publicación de su obra maestra, que ahora quedará incompleta, ya que el ritmo de publicación de capítulos se ha ido reduciendo notablemente durante las dos últimas décadas, pasando de una publicación mensual a dejar años con apenas dos publicaciones, en la actualidad, Berserk cuenta con 40 volúmenes publicados y algunos capítulos que corresponderán al volumen 41 si llega a publicarse.

Algunos de los fans acusaron a Miura de haberse aficionado en exceso a la saga de videojuegos Idolmaster, aunque más tarde se descubrió que en realidad el mangaka había estado trabajando en colaboración con la franquicia. Mientras que otros acusan a la revista Young Animal de haber explotado en exceso a Miura y a Berserk, exigiendo cambios en la trama y el añadido de personajes más sexualizados para adaptarse a los gustos de su publico japonés a partir de la década de los 2000, lo que habría provocado que el mangaka hubiera perdido las ganas de trabajar en su propia obra reduciendo el ritmo. La editorial Hakusensha llegó a incluirle en los últimos tomos del manga un estudio adicional como apoyo a los dibujos de Miura, ya que los últimos arcos de la historia incluyen una cantidad de trabajo considerable debido a la cantidad de personajes involucrados en la historia. Esto no favoreció al ritmo de publicación como cabría esperar, aunque si mejoró ligeramente, lo que levantó dudas durante los habituales parones sobre la verdadera gravedad de la enfermedad de Miura.

Poster de las películas CGI de 2012

Berserk ha sido siempre una obra muy exigente en cuanto a la calidad de los dibujos, por lo que no es de extrañar que Miura tuviera unos plazos muy estrechos para la entrega de nuevos capítulos para publicarse en la Young Animal mensual. De hecho, podemos ver una tremenda evolución de la calidad de los dibujos desde los primeros tomos que comprenden los arcos de “El Guerrero Negro” y “La Edad de Oro”, a los siguientes, ya que la evolución de Guts desde el arco de “Condena” en adelante va de la mano con una mejora considerable del arte de Miura, que ya era excelente de por si.

Los trabajos de Kentaro Miura no se limitan a Berserk, su obra más conocida, ya que ha trabajado en más de una decena de mangas, entre las que podemos destacar “Japón”, “Gigantomakhia”, “King of Wolves” o “Duranki”, aunque estos no son tan conocidos en occidente.

Nota: Este articulo a partir de aquí puede contener algunos SPOILER sobre la historia, por lo que te recomendamos que no sigas leyendo si no has podido leer hasta los últimos capítulos del manga.

Berserk se queda en el arco de “Fantasia” en su volumen 40, pero a lo largo de su vida también hemos tenido varias adaptaciones al anime con una primera serie emitida en 1997 de 25 episodios que cubrió los dos primeros arcos argumentales aunque con grandes recortes en las escenas más brutales y la desaparición completa del personaje “Pack”. No sería hasta 2012 cuando se lanzó una trilogía de películas que volvían a retomar el arco “La edad de Oro” que vimos otra adaptación al anime, aunque con muchas quejas por haber mezclado CGI de baja calidad, algo que la obra de Miura no se merecía en absoluto.

Serie de 2016

En 2016 se estreno una nueva serie que continua la historia post el arco de las películas, pero que desataba la polémica de nuevo por el uso del CGI de baja calidad, los efectos sonoros lamentables que llegaron a hacerse meme con el “clank” al agitar la Matadragones y por si fuera poco, la censura inédita en el mundo del manga y anime que borró por completo el arco argumental “Los niños perdidos”, una de las batallas más interesantes de Guts, pero hasta cierto punto entendible su eliminación debido a la presencia de niños, ya que aparecen desnudos y además el protagonista se ve obligado a realizar ciertos actos bastante atroces, que probablemente no tenían cabida en televisión en ningún horario.

En cuanto a adaptaciones al videojuego, en 1999 recibimos en SEGA Dreamcast a Sword of the Berserk: Guts’ Rage, que se basa en el arco “El guerrero Negro”, pero ofrece una historia completamente nueva escrita por Kentaro Miura, la cual de hecho es muy similar a la historia del “Conde” durante el manga que se puede leer en los primeros volúmenes con algunas diferencias evidentes. Su segunda llegada como videojuego no se hizo esperar demasiado, ya que en 2004 el juego para PlayStation 2  Berserk: Millennium Falcon Hen Seima Senki no Shō, continuaba desde la historia a partir del volumen 22.

Sword of the Berserk: Guts’ Rage para Dreamcast

Desde el juego para PS2 en 2004 hubo que esperar hasta 2016 para recibir un musou basado en Berserk con Berserk and the Band of the Hawk en PlayStation 3, PlayStation 4 y PC por parte de Koei Tecmo, un juego de los más completos en cuanto a historia, ya que cubre desde el inicio del manga hasta el final del arco argumental del “Halcón Milenario”. En la actualidad no se conocen la intención de realizar ningún juego más por parte de ningún desarrollador, aunque si que se esperaba que el anime continuara en algún momento, ya que la última serie lo dejó todo preparado para mostrar la guerra de los Kushan contra Midgard.

Berserk and the Band of the Hawk

En lo personal, Berserk fue una de las series que más influyó en mi adolescencia (de ahí este articulo especial en recuerdo a Miura y su excelente trabajo en Berserk) y de alguna manera, como muchos de los fans, sabía que desgraciadamente no íbamos a llegar a ver el final de la obra, ya que pensábamos que Miura estaría demasiado viejo para terminarla al ritmo que llevaba, aunque finalmente se lo ha llevado una enfermedad del corazón.

En mi pesar por su partida, pienso que Miura llevaba arrastrando la enfermedad durante algunos años, y aunque aseguró hace casi una década que quedaban unos pocos tomos para finalizar la historia, algo que volvió a confirmar en 2019, asegurando que el manga estaba cerca de su final. En algún punto de estos dos o tres últimos el autor dio cuenta de que el arco argumental del Rey de las Hadas/Elfos o La Isla de las Hadas/Elfos iba a ser el último, ya que Guts ha tomado un camino del final de su siempre infinita sed de venganza contra la Mano Divina y su antiguo amigo Griffith, quienes se lo quitaron todo, hace caso a las advertencias de El Caballero de la Calavera sobre la perdida de su humanidad debido al uso prologando de la armadura Berserker y se centra en la recuperación de Casca (o Kiasca dependiendo de la versión).

Casualmente o no el manga se despide sin querer con la casi recuperación de Casca de su trauma mental, ya que a pesar de recuperarse, Guts representa para ella los recuerdos reprimidos sobre el Eclipse y las acciones de Griffith. Hablando de Guts, El Caballero de la Calavera le advierte de que es “El testigo de su último viaje”, ya que es hora de decidir si se consume en la venganza o vive su vida con Casca y sus nuevos amigos que ha fraguado en los últimos pasos de su aventura. Griffith por su lado tras renacer como el “Halcón de luz” y dejar su forma demoniaca, ha formado de nuevo la Banda del Halcón y va en busca de crear su nuevo Imperio de la Humanidad en paz, tras terminar con los peligros de fantasía que el mismo ha desatado.

Con estos sucesos, mucho me da a entender, que a falta de un final real, Kentaro Miura sabía que tenia que crear una línea final previa a su manga antes del final real debido a su enfermedad. Lo que nos dejaría a un Guts abandonado su camino de venganza para vivir su vida con Casca y a un Griffith que no recibe la venganza y cumple sus sueños. Probablemente no el final que muchos hubieran esperado para Berserk, pero ya parecía altamente improbable que Griffith con un Imperio a sus espaldas fuera a pagar por sus pecados en manos de un Guts que tendría que enfrentar a un ejercito de humanos y siervos para llegar hasta el.

A los fans solo nos queda que desearle un descanso en paz a Kentaro Miura y en cuanto a Berserk, imaginar el final que más concuerde con nuestros gustos. Pero desde luego, el mundo el manga ha perdido a un grande y a una referencia que quedará en la historia para siempre que deja como su legado al intemporal Berserk.

Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios