Bethesda sigue con problemas con Fallout 76, ya que un nuevo bug ha hecho que los jugadores se encontraran con silos nucleares inaccesibles tras haber recogido los códigos de acceso necesarios para poder hacer un lanzamiento.

Este problema se ha solventado durante la noche de ayer con un nuevo parche hotfix que en teoría ha resuelto el problema de forma definitiva tras un breve mantenimiento de servidores.

En cuanto a las novedades que llegarán en el año 2019, Bethesda ha hablado recientemente de la posibilidad de que los jugadores se conviertan en vendedores en el juego, algo que tiene bastante sentido debido a la escasez de vendedores en el juego. Los jugadores podrían de alguna manera no detallada montar sus propias tiendas para vender objetos de su alijo, ganando de esta manera chapas adicionales.

Fallout 76 también tiene previsto un modo de juego en el que los jugadores tendrán que enfrentar una misión con el PVP activado, por lo que cooperar o no queda totalmente en sus manos. Por otro lado, Bethesda también tiene planteado abrir nuevas localizaciones en el mapa, ya que explicitamente ha comentado acerca de nuevos refugios que se abrirán, aunque no comentan si solo se abrirán para poderlos explorar o si introducirán NPC humanos vivos con los que interactuar.

Comentarios