Por si Bethesda y Fallout 76 no tuvieran bastante con las polémicas relacionadas con la calidad del juego y los numerosos problemas que presenta, ahora se les añade un nuevo frente de mala imagen que tiene que ver con la edición coleccionista Power Armor Edition que ya ha comenzado a llegarle a los fans.

Al parecer algunos de los que han comprado esta edición se sienten engañados tras recibirla en su casa, ya que inicialmente Bethesda mostró una bolsa fabricada con lona que se incluía en esta edición y finalmente ha llegado una que ha sido fabricada con nylon. Bethesda de nuevo ha tenido que dar la cara y pedir disculpas en forma de regalar 500 átomos a todos los afectados (o más bien a quienes hayan reclamado) y escusa este cambio con que la bolsa original mostrada era un prototipo, que era demasiado costosa de fabricar para incluirla en el producto original.

En España este tipo de cambios podrían considerarse publicidad engañosa sobre el valor del producto y más con una respuesta oficial afirmando tal cosa. Por lo que veremos si a Bethesda no le acaba saliendo otra batalla judicial por Fallout 76.