Bethesda ha anunciado que el próximo 14 de noviembre junto al lanzamiento de Fallout 76 se lanzará un parche Day One para el juego que tendrá un peso de 54GB. Se trata de una actualización que resolverá la mayoría de problemas que se han encontrado durante la B.E.T.A. en Xbox One, PlayStation 4 y PC en los últimos días.

El lado curioso de este parche es que supera el tamaño del juego original que inicialmente necesitaba de 45GB para su instalación, lo cual hace pensar que Bethesda directamente ha cambiado el juego completo lo suficiente como para tener que ofrecer una instalación completamente diferente con 9GB adicionales de datos.