Microsoft ha anunciado hoy que en la siguiente actualización de julio de Xbox One llegará la característica FastStart, una tecnología que permite empezar a utilizar los juegos tras una descarga parcial.

Según Microsoft, FastStart permitirá ejecutar los juegos el doble de rápido, ya que la tecnología utiliza un sistema de Inteligencia Artificial para aprender que archivos son necesarios automáticamente. Por lo que los desarrolladores ya no tienen que establecer que archivos se descargan primero para ejecutar el juego mientras se descarga. El resto de archivos necesarios seguirán descargándose en segundo plano mientras disfrutamos del juego en formato digital elegido.

En cuanto a compatibilidad real, por ahora son unos cuantos títulos disponibles en Xbox Game Pass y solo en sus versiones en inglés los que son compatibles con FastStart. Por lo que pasará algún tiempo hasta que veamos funcionar esta característica en todo su potencial en la consola de Microsoft.

 

 

Comentarios