Filtradas las primeras imágenes de Xbox Series X y confirmación de que su SSD NVMe usará el estándar PCIe 4.0

0
31

Microsoft a pesar de haber presentado ya su nueva Xbox Series X al mundo se ha mantenido bastante estricta a la hora de revelar detalles acerca de su consola, tanto que AMD mostró durante el CES 2020 una imagen de la parte trasera de la consola que era un render, para no desvelar la configuración final de puertos que incorporará la nueva consola en su modelo comercial.

Ahora se han filtrado un par de imágenes que muestran una consola prototipo real, tanto de su frontal como de la parte trasera de la consola. El frontal se mantiene tal cual lo anunciado, dejando ver un puesto USB en la parte inferior derecha de la consola y la unidad de disco que nace de la parte baja de la consola con un botón de expulsión. En la zona superior tenemos el botón de encendido con el logo de Xbox tal cual se mostró en la presentación oficial.

La parte trasera de la consola es muy similar al render que ya vimos en su día en la presentación de AMD, aunque está vez la vemos en un formato ya real de la propia consola. Como es evidente, las dos rejillas laterales son de ventilación, posiblemente las tomas de aire de la consola, mientras que los puertos se distribuyen en un HDMI, puerto de alimentación, puerto Ethernet, dos puertos USB y una salida óptica.

La ultima ranura dicen que es un puerto de desarrollo y que desaparecerá en el modelo final, pero tal como dije en mi articulo de opinión acerca de la nueva generación, mi apuesta es por una ranura que permitirá introducir una segunda unidad NVMe para almacenamiento.

En cuanto a la unidad SSD NVMe que incorporará la consola un ex-empleado de Phison, uno de los principales fabricantes de controladoras para SSD, ha revelado en su perfil de LinkedIn que ha trabajado en una controladora SSD NVMe PCIe 4.0 que se usará para la nueva consola.

Esta unidad usará el estándar PCIe 4.0 con la controladora PS5019-E19, la cual permite capacidades desde los 512GB hasta los 2TB pero sin embargo llega con velocidades PCIe 3.0 que hablan de tasas de lectura de 3600MB/s y de escritura de 2,200MB/s, los cuales no son precisamente datos bajos, pero lejos de las unidades que si representan las verdaderas ventajas del nuevo estándar con lecturas que superan los 5000MB/s.

Seguramente la consola instale las versiones de 512GB para su modelo más económico y encontremos versiones de 1TB o 2TB disponibles en el momento de lanzamiento. Aunque si se confirma mi teoría de una ranura para una segunda unidad, probablemente Microsoft venderá algún tipo de adaptador para esa ranura para insertar la nueva unidad.