Parece que Square Enix si ha vivido problemas de verdad durante la pandemia que azota al mundo, ya que recientemente el estudio se ha disculpado por no poder haber avanzado en cuanto apenas en sus desarrollos durante las medidas especiales, lo que ha provocado que juegos como Final Fantasy VII Remake no hayan sido actualizados hasta seis meses después de su lanzamiento.

Final Fantasy VII Remake recibe en la segunda mitad de octubre la actualización 1.01 de apenas 141 MB de espacio, que dice solucionar algunos bugs presentes en el juego, eso sí, sin especificar que bugs se han reparado o las mejoras que se hayan introducido. Los usuarios del juego ya han advertido que no se han corregido en la actualización los diversos problemas de texturas del juego, que si por un lado es verdad que no son especialmente graves, si empañan el resultado final de algunos planos tal cual comparte este usuario de Twitter:

Como podemos ver, hay texturas que no son propias de un juego de la actual generación de consolas y hay otros modelos 3D que no parecen estar finalizados precisamente y que corresponderían más bien a meros placeholder para ser sustituidos más tardes por los modelos finales del juego, más acorde a la calidad general. Quizás el error más desastroso es la panorámica de Midgar, donde la falta de calidad del plano es más evidente que en los objetos o texturas que podamos encontrar.

Tendremos que ver si Square Enix finalmente actualiza el juego y repara estos errores, o si en cambio se reserva sus esfuerzos para la versión de PlayStation 5.

Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios