Fujitsu, los fabricantes de las CPU más avanzadas para superordenadores y servidores SPARC, ha decidido dar a Intel, Nvidia y AMD algo de competencia en el departamento de IA y de aprendizaje profundo. Lo hará con su solución DLU (Deep Learning Unit), un coprocesador de 16 DPE (Deep Learning Processing Elementes) donde cada incluye ocho unidades SIMD de ejecución especializadas en trabajos de aprendizaje profundo.
 

 
El coprocesador incluye memoria HBM2 y la arquitectura “Tofu interconnect” de 6 dimensiones del fabricante, lo que le permite escalar a decenas de miles de nodos. La compañía también afirma que será capaz de lograr la precisión requerida para operaciones de 8 o 16 bits, aunque de momento está limitado a operaciones FP32.
Según la propia Fujitsu apuntan alcanzar un rendimiento 10 veces superior a la competencia, algo que incluye a todas las últimas soluciones presentadas por Nvidia e Intel recientemente.
 

Comentarios