Aunque ya se mostró durante la Computex 2017, con motivo del lanzamiento de AMD Ryzen Threadripper Gigabyte ha vuelto a mostrar su placa de socket TR4 X399 AORUS Gaming 7. Por supuesto y como habréis notado por la imagen de portada es que lo que más destaca de esta nueva placa base son todos sus elementos LED RGB, ya que el fabricante ha optado por iluminar todas las ranuras PCie y DIMM, junto a los disipadores.
La nueva placa base cuenta con cinco ranuras PCIe x16 para aprovechar las 64 lineas 3.0 de las que dispone la nueva plataforma, tres ranuras M.2 con sus disipadores incluidos y ocho puertos SATA 3. En cuanto a conectividad, la nueva placa base dispone de WiFi AC de doble banda, Bluetooth 4.1 , red ethernet Gigabit, dos puertos USB 3.1 Gen 2 (uno Tipo A y otro Tipo C), ocho puertos USB 3.0 Gen 1 y un puerto combo PS/2. Para el frontal podemos ver dos headers USB 2.0, dos headers USB 3.0 y un header USB 3.1 Gen Tipo C.
Aunque se desconoce todavía el diseño VRM final, si hemos podido ver su diseño de disipador, algo que veremos de forma bastante común en la plataforma de AMD y es que se ha optado por un diseño de doble disipador conectado a través de un heatpipe a la zona I/O de la placa base, lo cual sin duda ayudará a refrigerar eficazmente la zona a diferencia de muchas de las placas X299 de la plataforma de Intel que adolecen de un problema de sistemas de refrigeración insuficientes en sus VRM.