Un informe de DigiTimes ha declarado que Gigabyte estaría planeando fusionar sus divisiones de tarjetas gráficas y placa base en una sola unidad. Esta medida se tomaría con la intención de mejorar en el mercado de hardware de PC, el cual es cada vez más competitivo.
Este plan sería liderado por Eddie Lin, vicepresidente actual de ventas y marketing de Gigabyte. Los ejecutivos de cada división individual serán reorganizados bajo el liderazgo de Lin, aunque se prevén despidos una vez se conviertan ambas secciones en una sola.
 

 
También se ha informado de que los beneficios de Gigabyte se han visto perjudicados en los últimos trimestres, aunque la reciente demanda de productos pensados para la minería de criptomonedas ha ayudado a reforzar la división de gráficos de la compañía este trimestre. Aun así, este aumento de la demanda es sólo temporal, lo que lleva a la empresa a ser más cautelosos avanzar, dando lugar a esta fusión.
Si bien las ventas de Gigabyte se han mantenido estables hasta 2015 y 2016, los envíos totales han caído drásticamente en la primera mitad de este año. Se afirma que esta caída en las ventas se debe a la disminución de la demanda en los mercados de PC e Internet Cafe de China. Las ganancias netas también están listadas como un 50.59% menores desde el año pasado, con ventas de placa base del primer trimestre de alrededor de 3.5 millones de unidades y 900.000 ventas de GPU.
 

 
Este cambio debería hacer a Gigabyte adoptar un enfoque más unificado a su comercialización y fomentar más la interacción entre sus diseñadores de GPUs y los equipos de diseño de placas base. Esperan que les permita ver el panorama de forma más amplia y permitir que su marca crezca hacia adelante.
En este momento hay muy poca información disponible sobre esta fusión, aunque los despidos y las renuncias se esperan en algún momento después del mes de Octubre, con la intención de estabilizar la compañía para el 4º trimeste de este año 2017.