Decir que God of War: Ragnarok es un de lo juegos más esperados de PlayStation 5, sino el que más, no es ninguna tontería, ya que no es ningún secreto que la entrega para PlayStation 4 sentó una nueva base para la franquicia que ha sido muy bien reconocida por los fans, que ahora simplemente esperan más de su secuela.

Sony por su parte lleva tiempo que no menciona las nuevas aventuras de Kratos en sus tráiler, de hecho, una situación similar que vivía Horizon Forbidden West hasta hace poco, y eso que el título de Guerrilla tenia previsto un lanzamiento en 2021, mientras que God of War: Ragnarok era como mínimo un título de 2022. Sin embargo, la situación de COVID-19 parece estar pasando factura a estos desarrollos AAA en los estudios internos de Sony, y el miedo estaba claro, esto se va a cobrar en retrasos de los principales títulos exclusivos de PlayStation 5.

Si bien Horizon Forbidden West parece que podría llegar en 2021, aunque no pondría la mano en el fuego por eso precisamente, el caso de God of War: Ragnarok podría ser incluso peor, ya que Jason Schreier de Bloomberg afirma que el juego lleva meses retrasado, lo que ocurre es que Sony no lo ha anunciado oficialmente.

Según Schreier, Sony anunciará que God of War: Ragnarok se retrasa la próxima vez que hablen de el, lo que parece que ocurriría durante el evento paralelo de PlayStation al E3 2021. Si esta información se confirma, mucho me temo que la secuela de God of War podría incluso haberse retirado de su ventana de lanzamiento en 2022, lo que nos llevaría hasta 2023 para este importante exclusivo, dejando a Sony con un problema entre manos de exclusivos.

Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios