En septiembre de 2020 NVIDIA acordó la compra de ARM a Softbank por 40.000 millones de dólares, una compra muy importante para el mundo de la tecnología ya que implica que muchas compañías dependerán de NVIDIA para seguir obteniendo las licencias de procesadores ARM para fabricar sus propios modelos, lo cual ahora mismo repercute prácticamente en la totalidad del mercado de dispositivos móviles, gran parte del sector del automóvil y otros dispositivos personalizados.

NVIDIA ya era consciente de que esta compra iba a tener oposición por parte de gran parte de los implicados, ya que estos temen que NVIDIA pueda negar la utilización de ARM a terceros o que pueda ampliar por mucho el coste de licenciar sus tecnologías respecto al actual, dañando irremediablemente a la competencia que podría verse con la difícil situación de buscar alternativas a los procesadores basados en esta licencia.

Desde Bloomberg se afirma que Google, Microsoft y Qualcomm han comenzado su batalla en Estados Unidos ante la Comisión Federal de Comercio (FTC, siglas de Federal Trade Commission) para que esta compra no se lleve a cabo o al menos si se formaliza, sea bajo un acuerdo que no pueda dañar a otros fabricantes de dispositivos. ARM tiene sede en Reino Unido en Cambridge, donde al parecer las autoridades también están recibiendo ya oposición a la compra de varias empresas que hacen uso de la licencia de ARM.

NVIDIA necesita que tanto los reguladores de Estados Unidos, como la Comisión Europea, China y ahora Reino Unido que actúa por separado aprueben la compra, ya que esta será estudiada por los actores antimonopolio en busca de que NVIDIA no dañe la competencia actual en el mercado. De no formalizarse la compra de ARM, probablemente el fondo japonés SoftBank, que es el actual propietario, se plantee un lanzamiento a bolsa de la compañía, lo que parece una mejor solución para todos ya que podrán tener parte de ARM en propiedad e impedir que solo NVIDIA la controle.

Para los jugadores esta compra a corto plazo no significa nada, pero en el futuro podríamos ver como NVIDIA poco a poco entra en el mercado de CPU con alternativas x86 de 64 Bit con procesadores de bajo consumo y un gran número de núcleos, un tercer actor para enfrentar a AMD e Intel aunque como digo sería a medio o largo plazo.

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios