En el pasado os hemos hablado de la nueva tecnología para discos duros mecánicos HAMR que planea introducir Seagate en estos dispositivos de almacenamiento en el futuro. Una tecnología que hace uso de un cabezal apoyado por un sistema microondas que hará que las capacidades de los discos duros del futuro se amplíen significativamente.

HAMR comenzará a desplegarse en los nuevos modelos de discos duros a partir del año 2020 en modelos de 20TB, llegando a modelos de 36TB antes de 2022, de 48TB antes de 2024 y llegando a los 100TB en el año 2025. Unas capacidades impresionantes para los discos duros mecánicos del futuro, que multiplicarán por cinco la capacidad reduciendo significativamente el espacio por TB necesario en los servidores.

Western Digital por su lado también planea algo similar con su tecnología MAMR, aunque su despliegue se adelantará a Seagate con un lanzamiento en 2019.