El conocido canal de youtube iFixit ha analizado con detenimiento el nuevo mando DualSense de PlayStation 5, llegando conclusiones bastante alarmantes sobre el problema del drift que se está reportando durante sus primeros meses de vida y como evolucionará a lo largo del tiempo.

En un vídeo y un extenso articulo iFixit explica las razones por las que el joystick de los DualSense puede fácilmente provocar Drift y lo más preocupante, que irá a peor, ya que Sony habría utilizado soluciones económicas con un ciclo de vida tremendamente limitado. iFixit señala que el nuevo DualSense utiliza un modelo de joystick fabricado por el japonés ALPS, un viejo conocido en el mercado que hemos podido ver en otros mandos de Gamecube, el mando Switch Pro, los mandos de Xbox One, el DualShock 4 e incluso el mando Elite de Xbox One. Por lo que iFixit señala que el problema no es el fabricante, sino la elección del componente sensor.

El problema reside en que se habría elegido un modelo con un ciclo de vida de 2.000.000 de rotaciones, un número que puede parecer alto, pero según las mediciones de iFixit un juego normal puede provocar rotaciones de 100 veces por minutos, mientras que un shooter puede alcanzar 120 y los juegos más relajados alrededor de 80, lo que implica que de media el mando sufre unas 100 rotaciones por minuto y duraría unos 25.000 minutos, básicamente 417 horas que se traducen en apenas 209 días jugando 2 horas diarias.

Foto de iFixit

Por supuesto este es el ciclo de vida que marca el fabricante y puede superarse ampliamente pudiendo fallar mucho después, pero recoge claramente que los fabricantes tienen esta obsolescencia programada muy en mente, que no solamente les permite ahorrar costes a la hora de producir los mandos, sino también programar su vida útil para que tengamos que reemplazarlos una vez ha terminado su periodo de garantía. iFixit además señala que Sony ha optado por usar 16 soldaduras en vez de un socket o un elemento desmontable, por lo que la reparación es más compleja por ejemplo con en un Joy-Con de Nintendo Switch, donde el joystick es facilmente reemplazable ya que dispone de un conector tipo cinta (aunque este tampoco se salva del Drift).

Según recoge iFixit los problemas del Joystick de DualSense a lo largo del tiempo serían los siguientes:

Desgaste del sensor – La primera causa potencial de desviación es la más difícil de evitar: el desgaste de los potenciómetros. Con el tiempo, la escobilla frotando hacia adelante y hacia atrás contra la almohadilla resistiva crea imperfecciones, alterando las lecturas de voltaje en los terminales; piense en un disco saltado o en un CD rayado. Vale la pena señalar que, si bien los joy-Con de Switch se ven muy diferentes internamente, con escobillas moviéndose sobre almohadillas planas en lugar de pistas circulares, pueden fallar exactamente de la misma manera: desgaste de las almohadillas, lo que da como resultado lecturas incorrectas.

Fatiga del muelle – Sin embargo, no echemos toda la culpa a los pies de estas pequeñas resistencias. Para funcionar, tienen que medir los movimientos del joystick desde un punto de partida neutral y constante. A medida que mueve el joystick, el mecanismo de autocentrado con resorte puede estirarse ligeramente, creando un nuevo punto “neutral”. En este escenario, los potenciómetros aún pueden leer con precisión la posición relativa del joystick, pero esa posición es objetivamente incorrecta.

Estiramiento de material – Eso no quiere decir que el plástico que se estire a lo largo del joystick no sea un factor. Después de todo, estás presionando constantemente los joysticks contra sus límites, a veces con bastante fuerza, ya sea a la deriva en Forza o corriendo estresado por el tiempo en Overcooked. Sospechamos que esto contribuye más a una “flojedad” en la orientación del joystick, en lugar de una deriva constante al caminar lento.

Suciedad, polvo, humedad y otras mugre – Por último, está el hombre del saco que todos hemos estado tratando de proteger desde los días de los cartuchos de NES: la contaminación. Por ejemplo, el constante movimiento plástico sobre plástico de los juegos crea polvo plástico que puede acumularse dentro del mecanismo del joystick. La mayoría de los controladores modernos utilizan plásticos autolubricantes para una acción más suave. En última instancia, autolubricarse significa autodegradarse; trabajan en parte sacrificando pequeñas cantidades de su propio material.

Nosotros y otros hemos tenido cierto éxito en la eliminación de la deriva limpiando las partes internas del potenciómetro con aire comprimido, limpiador de contactos y / o alcohol isopropílico. Sin embargo, a menudo, sin una remoción y reensamblaje completos, solo está desplazando el polvo, no eliminándolo. Puede volver a meterse en tu joystick, mientras continúas generando más.

Luego está la contaminación del mundo exterior. Los potenciómetros son vulnerables a temperaturas extremas, humedad, oxidación / corrosión y sí, partículas pequeñas. Tu casa no es una habitación limpia.

<—Fin de los problemas señalados por iFixit—>

Finalmente iFixit concluye que la solución pasa por la elección de mejores joysticks por parte de los fabricantes, ya que una elección con apenas 2.000.000 de ciclos de rotación se antoja poco para una consola con un ciclo de vida que probablemente supere los 5 años de vida, no hablemos ya si se trata de ciclos longevos de hasta una década o más, porque obviamente hay quienes alargan la vida de una consola. Por poner un ejemplo de la diferencia de ciclo de vida entre la durabilidad de los joystick y otros tipos de pulsadores, Razer en sus últimos Switches ópticos tiene un ciclo de vida de más de 100 millones de pulsaciones y estamos hablando de que un teclado tiene más de 100 teclas, por lo que hay más de 100 de estos switches, que es verdad que no son joysticks, pero demuestra que la elección por la durabilidad no se ha puesto en juego.

iFixit pone como ejemplo los mandos de Dreamcast con un sistema de imanes para detectar el movimiento o el sistema que usó Nintendo en Nintendo 64 con sensores ópticos en su joystick central, poniendo en evidencia que las elecciones de Sony han hecho necesario sustituir un mando de 70 euros por una pieza que comprada de forma individual y no en masa donde será más barata no cuesta más de 0,80 céntimos.

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios