Parece que el cine en 3D ya pasa definitivamente de moda, ya que para muchos usuarios difícilmente están dispuestos a pagar un extra para ver las películas en este formato y la experiencia ya no tiene el empuje comercial que tenia hace unos años.  IMAX lleva ofreciendo su gran formato grabando en 70mm (en contra de los 35mm habituales) durante mucho tiempo y hay que tener en cuenta que las sesiones 2D y 3D se hacen por separado ya que no es posible disfrutar del largometraje como habitualmente en una sesión 3D. Si a esto le añadimos el reducido numero de salas y el escaso interés por el 3D, entendemos perfectamente por que IMAX quiere dejar de ofrecer contenido en este formato en favor del formato tradicional.
Greg Foster, CEO de IMAX comentaba lo siguiente:
 

“Vale la pena señalar que ‘Dunkirk’ estaba mostrando exclusivamente en 2-D, y que los consumidores han mostrado una fuerte preferencia por este formato. Estamos deseando reproducir menos versiones 3D de películas y más versiones en 2D “

 
La motivación de la compañía viene dada de unos resultados malos financieros de su segundo trimestre del año, por lo que enfocaran sus salas únicamente a la emisión de películas en 2D y no darán soporte a nuevas películas en formato IMAX 3D.
Para los usuarios significa que nos quedaremos sin una versión IMAX 3D de Blade Runner 2049 y que esta solo se ofrecerá en IMAX 2D. Aun con todo hay que decir que en España las salas de tecnología IMAX son muy escasas, tanto como las salas con pantallas que soporten las 60 imágenes por segundo, prácticamente tan escasas que combinadas se pueden contar con los dedos de las manos.
Aun con todo, la compañía seguirá apostando por IMAX VR en sus nuevos centros Arcade.