Intel se prepara para un gran cambio en sus procesadores de escritorio, un cambio que tendrá que convencer al apretado mercado de PC sobremesa con una AMD que reina ahora mismo con Ryzen.

La apuesta de Intel para su doceava generación de procesadores pasa por la arquitectura Alder Lake, que fabricada bajo el nodo de 10nm abandona definitivamente el excesivamente prolongado proceso a 14nm, para ofrecer tanto las mejoras del salto de proceso como una nueva arquitectura basada en Big.Little, donde encontraremos núcleos pequeños eficientes energéticamente junto a otros núcleos de gran rendimiento.

El primer procesador Intel Alder Lake se ha dejado ver ya por Geekbench mostrándonos un procesador de 16 núcleos y 24 hilos, una configuración extraña que se debe a que los núcleos Little basados en Tremont no tienen soporte Hyper Threading, por lo que podemos hablar de una configuración 8.8 con 30 MB de caché L3 compartida y 1.25MB de caché L2 por núcleo.

Los datos de Geekbench muestran al procesador con una frecuencia base de 1.38 Ghz, que probablemente se debe a que los 8 núcleos Little parten de esta frecuencia, mientras que los 17.6 Ghz mostrados son claramente un error ya que se trata de una CPU completamente nueva que no es capaz de leer bien los ajustes, por lo que la máxima frecuencia queda por ahora en incognita.

Alder Lake supone para Intel un cambio importante de planteamiento en el mercado de sobremesa que también veremos en terreno portátil, la ventaja es clara, un menor consumo en tareas multimedia y de poca carga, la desventaja probablemente será para los consumidores, ya que probablemente veremos a Intel anunciar sus nuevos procesadores como modelos de 16 núcleos, cuando realmente solo incorporarán 8 de alto rendimiento, una manera polémica de enfrentar a AMD.

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios