intel
 
Intel ha comentado que tiene planes de añadir soporte Wi-Fi y USB 3.1 directamente en los chipsets de las placas base. Supuestamente esto se cumplirá a partir de la serie 300 que se espera para finales del 2017.
Cabe destacar que la decisión no ha sentado muy bien a las third-party como Broadcom o Realtek, líderes en la distribución de estas soluciones en sobremesas y portátiles, o inclusive a la propia ASMedia que tiene el liderato en lo que corresponde a soluciones USB 3.1.
 

Comentarios