Una imagen filtrada de una presentación de Intel con sus partners ha revelado que Intel no habria retrasado su linea de procesadores de arquitectura Coffee Lake a 2018 en favor de una nueva serie de procesadores Kaby Lake Refresh como octava generación. Según esta imagen filtrada podemos leer que los nuevos procesadores Coffee Lake junto a una nueva plataforma de Intel con chipset serie 300 llegarían a partir de Septiembre, al parecer con cierta prisa, ya que solo se nombra al chipset top de gama, mientras que el resto de la serie 300 llegaría durante el primer trimestre de 2018.
 

 
Los nuevos procesadores basados en Coffee Lake introducen la novedad de un nuevo procesador tope de gama de seis núcleos (un probable i7 8700K), por lo que Intel por fin dará el salto a mayor conteo de núcleos ante la llegada de AMD Ryzen con procesadores de hasta 8 núcleos en su plataforma mainstream AM4. Esto contradice de alguna manera a la información que publicamos ayer sobre Kaby Lake refresh, cosa que suele ocurrir con muchos de los rumores.
Intel Coffee Lake también debería de ofrecer un rendimiento por núcleo superior alrededor de un 5 al 15% respecto a la arquitectura Kaby Lake, por lo que el nuevo procesador de seis núcleos si sigue manteniendo el buen nivel de frecuencias de Kaby Lake se va a volver una opción gaming muy interesante.
Fuente: Techpowerup