Intel Comet Lake se queda sin soporte PCIe 4.0, las placas socket 1200 lo soportarán pero el procesador no

0
35

Según cuenta Tom’s Hardware, multiples fuentes que han acudido al CES 2020 han confirmado que Intel ha dejado fuera a su nueva arquitectura Comet Lake basada en el proceso a 10nm fuera del soporte del estándar PCIe 4.0. Por lo que dejaría atrás esta promesa para su próxima generación de procesadores.

Y es que los problemas para Intel no parecen terminar nunca, al parecer según los reportes, Intel habría implementado el estándar PCIe 4.0 en los procesadores Comet Lake y las placas base de socket 1200 junto a los nuevos chipsets estarían preparados totalmente para dar soporte a esta tecnología. El problema ha surgido durante la fase de pruebas, cuando una serie de problemas de comunicación con el chipset ha provocado que Intel haya tenido que tomar la decisión de mantener a sus procesadores en el estándar actual.

Ahora queda a decisión de los fabricantes de placas base si ofrecer el soporte PCIe 4.0 o no con componentes adicionales que aumentarían el coste final del producto, mientras que Intel dejará el soporte en pausa hasta la llegada de Rocket Lake y probablemente nuevos chipsets que solucionen el problema actual. Aunque a estas alturas los diseños y el proceso de fabricación puede estar lo suficiente adelantado para que solo los nuevos modelos opten por la solución PCIe 3.0 para rebajar costes en la gama baja y media.

Otro de los problemas de Comet Lake va a ser el inmenso TDP de su tope de gama de 250W, lo cual pone en aprietos a las placas base de gama alta ya que será necesario una alimentación de gran calidad para poder alimentar al monstruo de 10 núcleos que liderará la nueva plataforma. Una situación desesperada por parte de Intel que en parte recuerda a cuando AMD lanzo sus FX serie 9000 con TDP de 220W para intentar competir con Intel de alguna manera, hoy por hoy, la historia ha dado la vuelta completamente para dejar a Intel en una situación incomoda donde tiene que aumentar consumos para poder incluir más núcleos a mayor frecuencia que su competidor.

A Intel se le presenta un 2020 especialmente duro, con una AMD que ya ha implementado PCIe 4.0 satisfactoriamente y con la siguiente versión del estándar (PCIe 5.0) a la vuelta de la esquina esperando para doblar de nuevo el ancho de banda, posiblemente en 2021.

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.