Intel ha iniciado el proceso de reservas de su nuevo Nuc 11 Extreme Beast Canyon, un equipo de pequeñas dimensiones que destaca por incorporar la CPU y la memoria RAM en un modulo al estilo de las tarjetas gráficas, conectándose a la pequeña placa base por un puerto PCIe. Este diseño no solo permite una configuración de pequeño tamaño, sino también posibilidades de ampliación sustituyendo el modulo NUC y el espacio para una GPU dedicada gaming de doble slot y tamaños convencionales.

La configuración básica parte de un Intel Core i5-11400H, pero podemos instalar CPU más potentes como los Core i7-11700B y el Core i9-11900KB, la RAM también es configurable en opciones de 8GB, 16GB, 32GB y 64GB. En cuanto a almacenamiento la configuración básica parte de un SSD NVMe PCie de 256 GB, aunque el equipo cuenta con nada menos que tres ranuras en total que podemos configurar de partida o ampliar en el futuro. El NUC 11 incluye una fuente de 650W 80 Plus Gold frente a la de 500W de su predecesor, lo que en la practica debería poder hacer frente a la gama más alta de GPU de AMD y NVIDIA a excepción de las RTX 3090, que quizás puedan necesitar una fuente de alimentación con más potencia o un trabajo de undervolt mínimo para poder albergarse dentro del pequeño chasis de 8 litros.

La configuración dispone de dos ranuras adicionales de ampliación, una PCie 4.0 x4 y una PCIe 4.0 x16, aunque para instalar algo en la ranura PCIe x4 es necesario retirar el túnel de aire del NUC Permanentemente, por lo que la ventilación de la CPU de TPD de entre 45 a 65W podría verse ligeramente afectada dependiendo del tamaño de la tarjeta que coloquemos delante.

La GPU se ventila desde el exterior y no es para preocuparse la ventilación en caso de escoger modelos con ventiladores frente a los habituales de turbina que se instalan en estas configuraciones tan pequeñas, puesto que el equipo cuenta con tres ventiladores superiores para extraer el aire caliente y uno lateral para introducirlo al bloque de la CPU que debería ser más que suficiente. Lamentablemente no podremos instalar GPU de triple slot o que superen por mucho el tamaño del doble slot, ya que el espacio es limitado para respetar la ranura PCIe x4.

En el terreno de precios la idea no parece tan buena, ya que el modelo más básico sin GPU con el Intel Core i5-11400H parte de un precio de 1,299 dólares, mucho más de lo que costaría la configuración por separado e incluyendo un Core i9-11900K como base, por lo que el mercado para estos NUC 11 Beast Canyon se antoja por ahora bastante especifico y todavía hay que añadir el coste de una GPU en un mercado todavía no normalizado.

Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios