Intel parece haber llegado a un punto de desesperación en el que necesita demostrar de alguna manera que sus procesadores de décima generación son mejores que sus rivales de AMD, hasta tal punto llega ese factor que han decidido jugar sucio con una nueva serie de diapositivas en las que comparan sus procesadores con tarjetas gráficas diferentes para demostrar superioridad.

En concreto Intel muestra en la diapositiva que podéis ver a continuación la comparativa entre un equipo portátil MSI GL65 con un procesador i7-10750H y una GPU NVIDIA RTX 2060 contra un equipo ASUS ROG Zephyrus G14 que equipa un procesador Ryzen 9 4900HS junto a una NVIDIA RTX 2060 MaxQ.

Obviamente Intel no invita a recordar que la versión Max-Q de las RTX 2060 es menos potente que las versiones normales de la GPU NVIDIA, lo cual se traduce en una mejora de rendimiento a cambio de un mayor consumo para el equipo portátil. Pero no contentos con tal despropósito de diapositiva, además comparan el precio de ambos equipos siendo el equipo MSI una variante con una gran disipación debido al consumo de sus componentes, mientras que el AMD se trata de un equipo de consumos comedidos con un procesador de 35W que además aporta dos núcleos extra respecto a la solución de Intel.

El resto de las diapositivas siguen la misma línea incluso en el terreno de sobremesa, obviando también el numero de núcleos y comparando precios para presentar a los nuevos procesadores Intel de décima generación como una solución ganadora en el terreno gaming no solo en rendimiento sino también en línea de precios. Algo que se ha demostrado tremendamente falso gracias a las buenas ventas del procesador AMD 3600 frente a sus soluciones.

Os dejo el resto de diapositivas para echar un vistazo, donde llama la atención también la comparativa del AMD Ryzen 7 3400G frente al Intel i3-9300F donde Intel se compara utilizando una GTX 1050 frente a los gráficos integrados de la solución AMD:

Comentarios