Intel lanza Tiger Lake, abatiendo a AMD en el terreno móvil doblando la potencia gráfica

0
42

AMD lleva dominando el mercado de ordenadores portátiles de gama baja y media con sus APU Ryzen 4000 prácticamente desde su lanzamiento, algo que ha provocado que incluso sufra roturas de stock y sea difícil para los fabricantes más pequeños conseguir chips para montar sus equipos. La propuesta de AMD destacaba por precios competitivos y soluciones gráficas integradas que ya abaten a las soluciones integradas en potencia, pero Intel que no se ha dormido en esta ocasión, ha conseguido lanzar un producto más competitivo con Tiger Lake.

La onceava generación de procesadores Intel para equipos portátiles llega con grandes novedades, ya que se ha incrementado considerablemente la calidad de sus iGPU con la llegada de Iris X, las primeras GPU basadas en la arquitectura Xe propia de Intel. Las nuevas iGPU de hasta 96 Execution Units (EUs) vienen acompañadas de hasta configuraciones de 4 núcleos y 8 hilos con un consumo máximo de 12~28W para las opciones más potentes y 7~15W para las opciones de bajo consumo.

Los nuevos núcleos Willow Cove son capaces de alcanzar hasta los 4.8 Ghz en modo turbo single core, mientras que llegan hasta los 4.3Ghz en el turbo para todos los núcleos en su tope de gama Intel Core i7-1185G7 junto a 12 MB de cache. Estos nuevos procesadores prometen equipos de bajo consumo sin ventiladores y muy delgados para sus modelos de más bajo consumo, mientras que el modelo de mayor consumo se reserva para equipos también finos o ultra finos con finalidades gaming.

Tiger Lake llega con soporte para USB 4, Thunderbolt 4, WiFi 6 (Protocolo AX anteriormente) y PCIe 4.0, lo que permitirá configuraciones de todo tipo en los equipos que los utilicen.

No olvidemos tampoco que el principal atractivo del nuevo Core i7-1165G7 será enfrentarse contra el Ryzen 4800U en el entorno de iGPU, un terreno donde Intel promete prácticamente duplicar la potencia gráfica y no es de extrañar, ya que Intel ha utilizado gran parte del die de su procesador para acoger a sus nuevos gráficos Intel Xe.

Intel promete con las nuevas iGPU soporte para configuraciones mutlimonitor a 4K y 60 Hz o para un único monitor a 8K y 60Hz, todo esto junto a tecnologías de refresco de pantalla variable y variable rate shading (VRS), por lo que se puede decir que está a la última en cuanto a nuevas tecnologías y solo faltará ver la optimización de drivers de Intel para los juegos.

Por ahora Intel se dice ganadora frente a AMD y NVIDIA en sus soluciones habituales para equipos portátiles con benchmark propios que señalan mejoras de hasta el 66% de rendimiento.

Esta es la relación de procesadores lanzados:

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios