Intel sigue trabajando duramente en sus memorias Optane y hoy han mostrado un nuevo concepto en que se hace uso de sus chips 3D Xpoint mostrando módulos de memoria DIMM DDR4 que equipan esta tecnología en capacidades de 128, 256 y 512GB.
Estos nuevos módulos ponen sus ojos sobre los servidores, prometiendo un mejor rendimiento (lo detallamos más adelante) gracias a la memoria apilada 3D Xpoint y su naturaleza no-volatil, que hace que no se pierda la información aunque los equipos estén apagados, algo que no es habitual en los módulos DIMM, ya que por lo general se utiliza memoria volátil.
Obviamente la gran mejora de esta memoria es la capacidad, ya que los módulos de 512GB podrían ampliar por mucho las capacidades de los servidores basados en procesadores Intel, aunque tendremos que ver si el reemplazo frente a la DRAM DDR4 no supone una perdida de rendimiento considerable en cuanto a velocidades a cambio de la capacidad mucho mayor.
Estos nuevos módulos estarán soportados en la siguiente generación de la plataforma Xeon, aunque algunos clientes selectos de Intel recibirán los módulos a finales de año para probarlos anticipadamente. En cuanto al lanzamiento oficial, este se producirá en 2019.