La semana pasada mencionamos que Intel confirmó en su día de fabricación y tecnología su nuevo proceso de 14nm ++. Intel también anunció que comenzarían a enviar sus nuevos procesadores de movilidad basados ​​en 10nm a finales de este año y parece ser que se van dando los primeros pasos en esa dirección.
 

 
Coffee Lake es el siguiente diseño de CPU de 14nm después de que Kaby Lake traiga procesadores de seis núcleos / 12 hilos en computadoras portátiles de gama alta y equipos de escritorio estándar por primera vez. Luego, a finales de 2017, Intel reduciría Kaby Lake hasta un nodo de 10nm, estos formarian parte de la familia Cannonlake. Los rumores anteriores indicaron que el nuevo proceso de 10nm traería a Intel una enorme mejora en el rendimiento del 40%. Sin embargo, se espera que la primera generación de rendimiento de 10nm basada sea inferior a los procesadores basados ​​en 14nm ++ debido a que se limita a chips móviles de baja potencia. Intel ya ha mostrado un chip de 10nm Cannon Lake en el CES en enero de este año. Pero el camino a 10nm parece ser difícil. La mayor mejora en el nuevo proceso de 10nm será un bajo consumo de energía y, por lo tanto, una mejor densidad de transistores. 10nm ++ debería aportar una reducción de potencia adicional del 30%, o 15% más de rendimiento, en comparación con 10nm.
 

 
Intel ha declarado que sus procesadores de escritorio de octava generación estarían basados ​​en un proceso improvisado de 14nm, por lo que podemos esperar que las CPUs de escritorio de 10nm (Cannon-Lake) estén siendo comercializadas como la novena generación de procesadores de escritorio. Al igual que con Kaby Lake, es probable que veamos a Coffee Lake primero en computadoras portátiles de bajo consumo y en 2 en 1, luego en el escritorio en 2017. Puede llegar un punto en el que tengas la opción de un procesador Cannon Lake o Coffee Lake . 
 
Fuente: Guru3D.

Comentarios