Intel se estaría preparando para introducir la nueva especificación ATX12VO para las fuentes de alimentación, un nuevo estándar que implica “12V Only” o lo que es lo mismo, eliminar de las fuentes de alimentación las líneas de 5V y 3.3V, simplificándolas en solo un voltaje.

El nuevo estándar pretende mejorar la alimentación de los equipos, ya que las fuentes ATX12VO serían más eficientes al solo hacer una única conversión de voltaje frente a las actuales. Por otro lado, el nuevo formato necesitaría de una reforma de el como están diseñadas las placas base y muchos de los dispositivos internos, ya que el conector de 24-Pin desaparecería para sustituirse por un nuevo conector de 10-Pin más pequeño, mientras que los conectores EPS de 8 Pin se mantendrían para aquellos procesadores con mayor demanda de potencia.

Intel pretende que con este cambio sea la propia placa base quien suministre a los dispositivos la alimentación, por lo que puertos USB necesitarían de conversores de voltaje instalados en la propia placa base, aumentando el diseño eléctrico de incluso las placas base más sencillas. Mientras que los dispositivos SATA tendrían que modificar el conector para obtener tanto datos como alimentación del propio puerto, complicando más si cabe la parte eléctrica de las placas base o obligando a los dispositivos SATA modernos a convertir los 12V.

La idea de Intel pasa porque todos los dispositivos de los equipos terminen usando 12V como norma, por lo que durante un periodo largo de transición veríamos puertos de diferentes voltajes en las placas base.

Resulta un movimiento realmente arriesgado por parte de Intel, ya que primero intentará que los OEM monten sus equipos con el nuevo estándar, mientras que todos los fabricantes tendrían que adaptarse al nuevo formato y eso incluye la decisión de AMD de pasarse al mismo, ya que ahora mismo con unas cuotas de mercado tan iguales AMD tiene mucho peso en cuanto al cambio a este estándar decidiendo adoptarlo o no.

Comentarios