Después de conocer las noticias acerca del retraso de los procesadores de gama más alta en la plataforma entusiasta de Intel X299 hasta 2018, llegan todavía más noticias de retrasos para Intel. Según Wccftech la nueva arquitectura Intel Coffee Lake que daría vida a los procesadores de octava generación de hasta seis núcleos en teoría compatibles con las actuales placas base de serie 200 y que se ofrecería también como Coffee Lake X en la plataforma entusiasta se habría visto retrasada hasta febrero de 2018. Por lo que no veremos procesadores Coffee Lake hasta el año que viene y lo que es peor, la plataforma mainstream mantendrá los procesadores de cuatro núcleos durante un año más.
A cambio de este retraso, Intel al parecer estaría planeando introducir una nueva iteración refresh de Kaby Lake que se convertirá de facto en la octava generación de procesadores Intel, la principal ventaja de los nuevos Kaby Lake refresh estaría en los procesadores destinados al mercado portátil con la coletilla U, que pasaran de tener dos núcleos a incorporar cuatro lo que en la practica debería aumentar el rendimiento en un 30%. El resto de procesadores en la practica deberían recibir pequeñas mejoras de rendimiento o quizás frecuencias un poco más apretadas de base.

Comentarios