Según el medio DigiTimes, Intel se estaría preparando para una bajada significativa de los precios de sus procesadores de cara a la segunda mitad de 2020, un movimiento para poder hacer frente a una AMD que ahora mismo se encuentra tomando parte del mercado de forma imparable gracias a sus procesadores Ryzen y que amenaza con ir más allá con la llegada de los procesadores basados en la arquitectura “Zen 2”.

En concreto se citan fuentes de varios fabricantes OEM y distribuidores asiáticos que ya habrían recibido noticias de estos cambios de precios para el futuro de sus nuevos equipos, aunque las fuentes no indican precisamente que series se verán afectadas por estos cambios.

Intel ya ha comenzado el año 2020 rebajando los precios de su gama entusiasta de procesadores, por lo que es previsible que haga lo mismo en el segmento de sobremesa y de servidores a lo largo del año, puesto que los nuevos procesadores AMD están demostrando ser mucho más competitivos en segmentos de precios inferiores a los productos Intel.

Desde luego Intel no tiene un panorama alentador para 2020, con un nodo 10nm retrasado y procesadores anunciados que aumentan consumos y núcleos con grandes etiquetas de precios, mientras que AMD ya domina literalmente muchos de los mercados internacionales sobremesa obteniendo el 50% o más, mientras que en el lado de los servidores los nuevos EPYC comienzan a integrarse en la muchas de las soluciones de las grandes empresas, dejando a los habituales Xeon de lado.

Los últimos datos de la tercera semana de 2020 publicados por el distribuidor alemán mindfactory.de demuestran que a Intel no le va demasiado bien en 2020, con un Ryzen 5 3600 encabezando la lista de ventas quintuplicando el numero de unidades del i7 9700K y el resto de gama Ryzen 3000 o incluso Ryzen 2000 superando a los procesadores Intel en muchos casos por más del doble de unidades.

Comentarios