AMD presentó en 2020 sus procesadores para portátiles basados en la arquitectura Renoir bajo la serie 4000, lo cual introdujo al mercado de los equipos portátiles CPU extremadamente competitivas de hasta 8 núcleos y 16 hilos gracias a los Ryzen 5 4900H, sin embargo, muchos compradores dieron cuenta de que era imposible adquirir un modelo AMD junto a las GPU NVIDIA como las RTX 2070 y RTX 2080, algo que inicialmente se achacó a que AMD solo ofrecía 8 líneas PCIe 3.0 en sus modelos, mientras que Intel si estaría ofreciendo las 16 líneas de la interfaz.

Es evidente que la excusa sobre los procesadores AMD no sonaba creíble, ya que es habitual que algunos OEM limiten en sus equipos las líneas PCIe de la GPU a tan solo 8, en busca de ofrecer otras características como un mayor número de ranuras M.2 disponibles o configuraciones multiGPU, por lo que la perdida de rendimiento relacionada con esta disminución de líneas en ningún caso puede justificar la ausencia de estas GPU. El medio purepc.pl señala que la razón real detrás de esta exclusividad se debe a un acuerdo entre Intel y NVIDIA, algo que habría admitido una de sus fuentes desde uno de los grandes OEM que no se ha mencionado. Este acuerdo exige a los OEM implicados que solo se puedan combinar procesadores Intel de décima generación junto a GPU RTX 2000 de NVIDIA, a cambio los OEM probablemente obtuvieron importantes descuentos desde alguno de los dos fabricantes de chips, probablemente desde Intel, de la cual ya se ha señalado acuerdos similares en el pasado.

Para más evidencia la llegada de este año de las CPU AMD Cezanne-H de serie 5000 sigue incluyendo como máximo 8 líneas GPU en su configuración como en la generación anterior, pero sin embargo ya han sido anunciados muchos modelos que combinan las nuevas CPU de AMD junto a GPU RTX 3000 de NVIDIA, lo que indica que OEM como ASUS y Lenovo ya se han descolgado de este acuerdo, mientras que otros como Dell y Razer parecen mantener la exclusividad con Intel para sus equipos de más alta gama. El medio polaco señala que los OEM parecen haber anulado el acuerdo debido a que Intel no está siendo capaz de entregar suficientes cantidades de procesadores Tiger Lake, mientras que AMD dispone de gran stock de sus modelos para este importante mercado.

Obviamente resulta claro quien era el mayor beneficiado del acuerdo, ya que Intel de esta forma obtiene el monopolio de los equipos portátiles de gama alta, mientras que AMD se ve limitado a equipos de gama baja y gama media, al menos hasta que pudiera ofrecer versiones portátiles de sus GPU RX 6000.

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios