Hasta la llegada de PlayStation 5, Sony jamás había apostado tanto por la retrocompatibilidad en sus consolas, ya que por lo general cualquier posibilidad de jugar los juegos de la consola anterior, llegaba de la mano de un soporte muy básico a costa de incluir parte del hardware anterior en la nueva consola.

El desinterés de Sony por el legado de PlayStation también llegaba en 2017 en palabras del propio Jim Ryan, que calificaba la retrocompatibilidad como una “característica que se pide mucho, pero que se usa poco” y para rematar la jugada comentaba que los juegos Gran Turismo en PlayStation 2 lucían tan antiguos comparados con los de PlayStation 4 que nadie jugaría con ellos. Estas declaraciones fueron muy polémicas y simplemente seguían en la línea de la consola de Sony que por aquel entonces no ofrecía capacidad de retrocompatibilidad alguna con PlayStation 3.

En una reciente entrevista con Axios, Jim Ryan ha intentado enmendar este legendario error en sus palabras:

Va con el territorio, pero me siento un poco frustrado de que todavía me golpeen en la cabeza con este. El punto que estaba tratando de hacer, obviamente no muy bien, era lo genial que se veía la versión de PlayStation 4 y lo lejos que se veía. La serie había evolucionado. Ciertamente, no estaba tratando de ser irrespetuoso con nuestra herencia”.

“Supongo que mi gran aprendizaje de todo esto es que cuando Kazunori Yamauchi presente el próximo ‘Gran Turismo’ junto con su historia, mantendré la boca cerrada”.

El máximo responsable de PlayStation trata de esta forma de solventar lo dicho, pero el punto aquel de “nadie va a querer jugar con ellos“, es difícilmente mal interpretable. Ya que fuera en aquel entonces una declaración desafortunada o no, lo cierto es que PlayStation no da un apoyo a su legado del mismo modo que Xbox lo hace, lo cual fue el principal motivo de la critica a Jim Ryan, no permitir poder jugar a los juegos de las generaciones pasadas en sus nuevas consolas.

Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios